Archivo

Posts Tagged ‘Dialéctica’

“A propósito de las 16 tesis de economía política”: Victor Hugo Pacheco Chávez

08/09/2014 Deja un comentario

A propósito de las 16 tesis de economía política

Enrique Dussel, 2014, 16 tesis de economía política. Interpretación filosófica, Siglo XXI, México (Filosofía).

Se pregunta el escritor inglés John Berger en uno de los artículos que componen su libro Con la esperanza entre los dientes ¿Por qué hay gente que no quiere hacerle caso a Marx, si fue él quien analizó y profetizó la devastación que vivimos ocasionada por la lógica de la ganancia? La respuesta que da me parece recoge el sentido del libro que reseño en esta ocasión: “La respuesta sería que la gente, mucha gente, ha perdido sus coordenadas políticas. Sin mapa alguno, no sabe a dónde se dirige” (Berger 2006, 89). Las 16 tesis de economía política de Dussel pretenden ser una brújula que oriente a los viajeros en su camino y que puedan llegar a su meta, la gestación de una sociedad futura, como lugar incierto:

La brújula en el presente impide ir ‘zigzagueando’, retornando, contradiciéndose permanentemente en el camino. Permite avanzar a pesar de que nadie pueda saber a qué tierra prometida llegará, pero se encaminará con seguridad porque existen los criterios y principios que permiten optar en cada decisión e ir iluminando parcialmente cada paso (Dussel 2014, 267).

Emprender este viaje se vuelve necesario, hoy más que nunca, cuando la aguda crisis económica que estamos viviendo de 2008 a la fecha, ha sobre pasado los límites económicos y se muestra como una crisis de la civilización en su conjunto. Las dimensiones de lo social que han sido afectadas por esta crisis son múltiples, aunque, cabe decir que, no todas ellas tienen el mismo origen, sino que se han recrudecido con este proceso: la dimensión medioambiental, la dimensión energética, la dimensión alimentaria, la dimensión política, la dimensión bélica. En suma tenemos una crisis multidimensional que vista en su conjunto es una catástrofe civilizatoria inédita (Bartra 2013, 25-71). Estamos pues en medio de una encrucijada histórica en donde es necesario contar con una brújula que nos de pistas de donde caminar. Leer más…

“El carácter enigmático de las Tesis sobre Feurbach y su secreto”: Miguel Candiotti

08/09/2014 Deja un comentario
a4d64-marxyengelsLos breves rayos de luz que se encuentran en las Tesis sobre Feuerbach encandilan a todos los filósofos que se le acercan, pero todos sabemos que un rayo enceguece en lugar de iluminar, y que nada es más difícil de situar en el espacio de la noche que un estallido de luz que la rompe. Será sin duda necesario hacer visible, algún día, lo enigmático de esas once tesis falsamente transparentes. LOUIS ALTHUSSER (1967, 29).

 

Como se sabe, Marx no escribió las Tesis sobre Feuerbach (TF) con la idea de publicarlas, sino más bien como un material preparatorio para la redacción de La ideología alemana (IA), que iniciaría más tarde durante el mismo año –1845– junto a Engels. Sin embargo, esta voluminosa obra no pudo ser editada en esos tiempos, y sus autores, conformes con haber logrado a través de ella esclarecer sus propias ideas, abandonaron la pretensión de publicarla (cf. Marx, 1981a, 519). Paradójicamente, en 1888, más de cuarenta años más tarde, el viejo Engels se decidió a dar a conocer las TF, pero silenciosamente retocadas por su pluma y completamente aisladas de IA, cuya publicación desestimó alegando que “en el manuscrito no figura la crítica de la doctrina feuerbachiana”. Hoy sabemos que esto último es falso, aunque sea cierto, en efecto, que “la parte dedicada a Feuerbach no está terminada” (Engels, 1981, 354). Debieron pasar otros cuarenta años hasta que por fin se publicaron –entre 1924 y 1926– tanto la versión original de las TF redactada por Marx como la parte de IA que contiene las críticas a Feuerbach 1. Esto significa que durante unos ochenta años –que es casi la mitad del tiempo que lleva vivo el materialismo histórico– tanto sus seguidores como sus detractores se vieron privados de la lectura y la confrontación de estos dos textos mellizos, en los que nuestros autores llevaron a cabo nada menos que su “ajuste de cuentas” con la “conciencia filosófica anterior” (Marx, 1981a, 519). Y también significa que durante casi cuatro décadas se accedió únicamente a las TF –y en la versión publicada por Engels–, lo cual trajo como consecuencia algunas serias confusiones. Porque si bien Engels acierta al señalar que este escrito posee “un valor inapreciable, por ser el primer documento en que se contiene el germen genial de la nueva concepción del mundo”, también atina al advertir que se trata de “notas tomadas para desarrollarlas más tarde, notas escritas a vuelapluma y no destinadas en modo alguno a la publicación” (1981, 354). Ahora bien, precisamente por esto último, resulta lamentable que él no pudiera prever los malentendidos que tales notas generarían mientras no pudieran ser cotejadas con la sección dedicada a Feuerbach de IA 2. Leer más…

“The Marxism of Manuel Sacristán. From Communism to the New Social Movements”: Translated and edited by Renzo Llorent

08/09/2014 Deja un comentario

Manuel Sacristán. Translated and edited by Renzo Llorente

Introducción al texto “Contribución a la crítica de la economía política introducción [1857] y prólogo [1859]”: Mario Espinoza Pino

05/09/2014 Deja un comentario

La cruda contemplación de la gran convulsión de los intereses
materiales que sacuden ahora Europa, desde Gibraltar a Moscú y
desde Glasgow a Constantinopla, nos asombra, y cuán inmensamente
ramificadas están las relaciones de Europa con el resto del mundo
habitado, ¡por no hablar de nuestro propio país! Incalculables son de
hecho los efectos que lo ya ocurrido debe indefectiblemente producir
sobre aquel intercambio colosal de las producciones de continentes
remotos, a través de mares sin fronteras en su comercio con aquel
gran foco de la industria y la civilización, Europa. Con Londres como
su gran centro, el comercio mundial se extiende como los delicados
hilos de una tela de araña desde el escondrijo tubular del monstruo en
miniatura”.

Carta anónima al editor del The New York Times, 12 de diciembre de 1857

La Contribución a la crítica de la economía política—editada por Franz Duncker en junio de 1859— pretendía ser el fruto de la investigación económica de largo aliento que Karl Marx había emprendido durante los últimos quince años de su vida; una época plagada de dificultades económicas, conflictos políticos y exilio que llevaron a Marx y a su familia desde París —atravesando Bruselas y Colonia— hasta la miseria del Soho londinense. En Alemania e Inglaterra los círculos comunistas, animados por la gran crisis comercial iniciada a mediados del 57, aguardaban con impaciencia el último escrito de Marx, pues suponían sería la obra más importante de un autor que había dado ya, entre otros frutos, textos de enorme vigor como El Manifiesto Comunista —magistral conciencia crítica de un tiempo y de sus límites—, Trabajo asalariado y Capital o La lucha de clases en Francia. Obras que, unidas a una carrera periodística de gran talento en el New York Tribune, la Neue Oder Zeitung o el People’s Paper, habían puesto al descubierto las contradicciones y desigualdades sociales sobre las que se sustentaba la explotación capitalista, dibujando al margen de la opulencia y la riqueza los rostros anónimos de los desheredados que soportaban el peso del progreso y la civilización. Sin embargo, y a pesar de lo esperado de la publicación, la Contribución pasó desapercibida para la mayor parte de la crítica internacional. Y es que a pesar del esfuerzo sintético que Marx llevo a cabo en la obra y de volcar sobre ella una implacable erudición económica, ésta acabó re-velándose como demasiado abstracta, fragmentaria e incapaz de abordar lo que parecía proponerse como objeto: el capital. El hecho de que Marx retrasase la publicación de un segundo fascículo que iba a tratar explícitamente sobre la formación del capital, y que —a pesar de la insistencia de Duncker en publicarlo— éste al final no viese jamás la luz, hizo aún más patentes las insuficiencias de una obra que concluía justo en el punto en que quizá debiera haber empezado: la transformación del dinero en capital. Leer más…

“¿Para qué sirve ‘El Capital’?. Panorama y apuntes sobre un debate”: Chris Gilbert y Cira Pascual Marquina

05/09/2014 Deja un comentario

A continuación presentamos la introducción del libro Para qué sirve El Capital: un balance contemporáneo de la obra principal de Karl Marx, publicado por Editorial Trinchera y Escuela de Cuadros en julio de 2014. El volumen incluye ensayos de Vladimir Acosta, Carlos Fernández Liria, Iñaki Gil de San Vicente, Néstor Kohan y Rubén Zardoya Loureda.

* * *

El jaggernat –del sánscrito jagannatha, “señor del mundo”– es una enorme carroza consagrada a Krishna, avatar del dios hindú Vishnu, que se arrastra por las calles durante el festival anual de Ratha Yatra. En la Inglaterra del siglo XIX se creyó erradamente que, a forma de sacrificio, los hombres hindúes se lanzaban o empujaban a sus hijos y esposas ante las ruedas de las carrozas. Si en su trabajo periodístico sobre la India Karl Marx se topó con el término jaggernat y lo empleó con la carga propia de su tiempo –es decir, con el horror y el desprecio característicos en la Europa “civilizada” hacia los usos y costumbres de los pueblos “inferiores”–, más tarde utilizaría la imagen en El Capital con un sentido completamente diferente. Así el jaggernat, que en su artículo sobre la Revuelta de los Cipayos de 1857 Marx había asociado con “ritos sangrientos”, se convirtió en El Capital, una década más tarde, en símbolo de la crueldad capitalista. El capitalismo se presentó entonces como el “más mezquino y odioso de los despotismos”, cuyas ruedas trituran la vida del obrero [1] . Lo importante es que, a pesar de su desacierto al interpretar el rito hindú y de su contribución a la reproducción del exotismo orientalista, Marx revirtió su error en El Capital, llevando su proyección a donde debía estar: a la Europa industrializada. Leer más…

“Desarrollo teórico y contradicción”: Evald Ilyenkov

01/09/2014 Deja un comentario

La lógica de El capital y el concepto de Valor

Analicemos la diferencia de principio que existe entre el proceso de deducción de las categorías de El capital y la deducción lógica formal. Es decir, investiguemos la esencia concreta del método de ascender de lo abstracto a lo concreto.

En Ricardo, el concepto de valor, categoría universal del sistema de la ciencia, es una categoría que, además de ser incompleta tiene un carácter formal y, por tanto, no es correcta. Ricardo no se propone aún investigar el valor especialmente, en una abstracción distinta de las demás categorías, ya que ve en él una expresión de lo general y abstracto propio de cada una de las categorías desarrolladas y de cada fenómeno concreto que abarca este concepto.

Así pues, en las distinciones teóricas de la categorías universal de partida y en los modos de su definición se encierra ya, como en embrión, toda la diferencia entre la deducción de categorías por el metafísico Ricardo y el método de ascensión de lo abstracto a lo concreto usado por el dialéctico Marx. Leer más…

“Walter Benjamin and the Classical Marxist Tradition”: Neil Davidson

14/07/2014 Deja un comentario

Neil Davidson, in an excerpt from his new book, defends Walter Benjamin from sectarian dismissals and academic obscurantism.

Editors’ note: An earlier version of this article by Neil Davidson appeared in International Socialism 121. An updated version appears in Davidson’s new book Holding Fast to an Image of the Past: Explorations in the Marxist Tradition (Haymarket Books, 2014). While Davidson’s article is part of debate with British socialist Chris Nineham we feel it offers an excellent introduction and method by which to approach the work of Walter Benjamin. Benjamin is arguably the most important Marxist cultural critic of the 20th century. His legacy, however, has long been distorted by sectarian dismissiveness on the one hand and academic obscurantism on the other. We hope Davidson’s nuanced but rooted Marxist approach will help to reclaim Benjamin from the academic swamp and help inoculate practical socialists from a vulgar approach to art and culture. Most importantly we hope this article contributes to a discussion that reconciles the best of so-called “Western Marxism” and the Frankfurt School with the actuality of revolution and immediacy of the class struggle.

- – – – – – – – – – – – – – – - Leer más…

“Ciencia, tecnología y capital”: Escuela de Cuadros con Rubén Zardoya

20/06/2014 1 comentario

En este programa temático de Escuela de Cuadros se aborda la relación de la ciencia y la tecnología con la modernidad capitalista. Con ricos ejemplos, el profesor y ex-Rector de la Universidad de La Habana Rubén Zardoya muestra la subordinación de la investigación científica y la tecnología a la lógica de la ganancia, mientras apunta a la posibilidad de su desarrollo al servicio de la humanidad en una sociedad socialista.

Zardoya comienza su exposición describiendo cómo el capitalismo industrial se apropia del conocimiento y lo convierte, en forma de ciencia, en fuerza productiva del trabajo social. Más tarde, con la concentración de la riqueza en el capitalismo monopólico, empieza la inversión directa en la ciencia y nacen los departamentos de investigación y desarrollo. Pese a las grandes cantidades invertidas, el desarrollo de la ciencia así patrocinada está limitada y distorsionada: se invierten millones en la guerra pero no se invierte en el desarrollo de la ciencia en función del bienestar humano. Leer más…

“La dialéctica antigua como forma de pensamiento”: Evald Vasilievich Iliénkov

16/06/2014 Deja un comentario

INDICE

Presentación……………………………………………………………………………………… 3
La dialéctica antigua como forma de pensamiento. ……………………………. 4
[El surgimiento de la filosofía].. ……………………………………………………… 8
[Naturfilosofía de los primeros filósofos] ………………………………………. 20
[La sofística] ……………………………………………………………………………….. 23
[Sócrates-Platón] ………………………………………………………………………… 28
[Aristóteles] ………………………………………………………………………………… 39
[Filosofía helenística] …………………………………………………………………… 53

Leer más…

“Una crítica a la crítica de Benneti sobre la derivación de la necesidad del dinero en la teoría de Marx”: Fred Moseley

06/06/2014 Deja un comentario

La crítica de Carlo Benetti a la derivación de la necesidad de dinero (Benetti 1990, pp. 163-69) es muy conocida en México y es ampliamente aceptada (por ejemplo Hernández) (aunque no aceptada universalmente, por ejemplo Robles). De manera muy sucinta la crítica de Benetti es que la derivación de la forma general del valor de Marx al “invertir” la forma expandida del valor falla lógicamente, de manera más precia, la “inversión” de la forma expandida del valor no da lugar a la forma general del valor, sino que presenta la misma forma del valor expandida.

Esta nota argumenta que la crítica de Benetti es errónea lógicamente por dos razones principales: Benetti malinterpreta el concepto de forma expandida del valor de Marx y Benetti malinterpreta la lógica de la derivación de la forma general del valor de Marx. Concluyo que la derivación de Marx de la necesidad del dinero como la forma general de apariencia del valor de las mercancías es sólida lógicamente y que la teoría de Marx es de hecho la única teoría económica capaz de derivar la necesidad del dinero de su teoría del valor fundamental. Considero que esa es una fortaleza relativa muy significativa de la teoría de Marx. Leer más…

“Capitalism In The Age of The Internet”: Guglielmo Carchedi

06/06/2014 Deja un comentario

The Internet has given a new shape to modern capitalism. These new features have drawn the attention of numerous studies and have become the focus of highly topical and controversial questions. However, as a rule, the literature has not taken as its starting point the development of a Marxist epistemology. The reason for this is that this is perhaps the most underdeveloped area of Marxism, arguably the consequence of the failure to derive a Marxist theory of knowledge from Marx’s value theory. In this lecture, I will first conceptualise mental versus objective labour processes and reject the notion of the non-materiality of knowledge. Then, I will build on this conceptualisation and deal with three interrelated questions, namely whether mental labour can be productive of value and surplus value and whether the distinctions between productive and unproductive labour, on one side, and, on the other, between production and consumption retain their validity in mental production. Finally, I will explore the class nature of knowledge with particular reference to the Internet. The analysis of the Internet is a case study designed to test and validate Marx’s value theory and theory of knowledge in contemporary capitalism. Leer más…

Nueva edición de “La dialéctica leninista y la metafísica del positivismo” de Evald Iliénkov

02/06/2014 Deja un comentario

Título: La dialéctica leninista y la metafísica del positivismo
Autor: Evald Iliénkov
Rústico
242 páginas
15×21 cm
Año de la edición: 2014
ISBN: 978-9978-346-06-8
Precio: $6.00 (USD)

Leer más…

“Lenin’s Encounter with Hegel after Eighty Years: A Critical Assessment”: Kevin B. Anderson

02/06/2014 Deja un comentario

“Lenin renewed authentic Marxism not least by a recourse to the “core” of the Hegelian dialectic (“Contradiction is the root of all movement and life”) and to the selfsame Hegelian Logic…Thus it was precisely orthodox Marxism, restored by Lenin, which presupposed a knowledge of Hegel; as against a vulgar, traditionless, and schematic Marxism which, in isolating Marx — as if his thought emerged like a shot out of a pistol — isolated itself from Marx.”

Ernst Bloch (1962 [1949], 382-83)

“He did not read or study Hegel seriously until 1914-15. Also, if one considers it objectively, one notices a great difference in tone and content between the Notebooks on the Dialectic and Materialism and Empirio-Criticism. Lenin’s thought becomes supple, alive …in a word, dialectical. Lenin did not fully understand the dialectic until 1914, after the collapse of the International… Here we see the significance of the profound reticence of the Stalinists toward the Notebooks, who for a long time put them aside in favor of Materialism and Empirio-Criticism.”

Henri Lefebvre (1959, 85)

“The emphasis that Lenin put on “dialectic proper, as a philosophic science” separated him from all other post-Marx Marxists, not only up to the Russian Revolution but also after the conquest of power… What was most manifest of what he had gained from the 1914-15 Hegel studies was that the Hegelian dialectic needs to be studied “in and for itself”…That Lenin kept his direct encounter with the Hegelian dialectic — his Abstract of Hegel’s Science of Logic — to himself, however, shows the depth of the economist mire into which the whole Second International, and not just the German Social-Democracy, had sunk; revolutionaries stood on the same ground!”

Raya Dunayevskaya (1991 [1982], 116)

Leer más…

“The Althusserian Cul-de-Sac”: Kevin B. Anderson

26/05/2014 1 comentario

The French philosopher Louis Althusser’s structuralist Marxism remains a point of reference for many contemporary schools of radical thought, even for some of those that have moved away from Marxism completely.  Moreover, as radical thought has experienced a partial return to Marx after several decades of Nietzschean post-structuralism, the legacy of Althusser lies in wait, offering version of Marxism that offers an all-too-comfortable transition from the more recent forms of philosophical radicalism. This is because one can embrace Althusser while still rejecting subjectivity, humanism, and even the dialectic.

The possibility of subjectivity in the sense of critique, resistance, or revolt on the part of the subjugated, is closed off almost completely in the work of Althusser.  This stance mars his well-known essay on “ideological superstructures,” which was indeed a serious attempt to go beyond reductionist arguments concerning ideology’s relationship to its material base, and to theorize its place in late twentieth century capitalist society in terms of institutions outside value production like religion and education. Leer más…

“Los Manuscritos de 1844 de Marx en mi vida y en mi obra”: Adolfo Sánchez Vázquez

25/04/2014 Deja un comentario

Los organizadores del presente ciclo de mesas redondas sobre “Capitalismo mundial y crítica total de la sociedad burguesa. Karl Marx, 1844-1994 a 150 años de los Manuscritos de París”, decidieron generosamente abrir un espacio, a modo de un homenaje que a la vez me abruma y me honra, tomando en cuenta —supongo yo— la atención que he prestado desde hace ya más de treinta años a la obra juvenil marxiana que constituye el hilo conductor de este ciclo. Los textos míos que tienen que ver más directamente con esa obra (Las ideas estéticas de Marx, Filosofía de la praxis y Filosofía y economía en el joven Marx) han sido objeto de las dos exposiciones que hemos  escuchado: por parte de Silvia Duran con respecto al primero de ellos, de Jorge Veraza, en relación con los dos restantes, antes citados. Ya por el simple hecho de prestarles semejante atención, expreso a ambos ponentes mi más sincero agradecimiento.

Aunque me referiré más adelante a ambas exposiciones en cuanto que se ocupan, desde diferentes ángulos de dos campos temáticos que he cultivado: la estética y la filosofía de la praxis, quiero anunciarles que voy a hablar, en primer lugar, de mi relación o trato con los Manuscritos de 1844. Me permito recordar a los presentes, jóvenes en su mayoría, que desde que yo me ocupé por primera vez de esta obra juvenil marxiana en un ensayo titulado “Ideas estéticas en los Manuscritos económico-filosóficos de Marx” han pasado treinta y tres años. La distancia en el tiempo con los otros textos míos, antes mencionados es menor, aunque no mucho menos. Desde entonces, ha corrido mucha agua bajo el puente de la teoría, pero sobre todo bajo el de la práctica. Y como yo no he querido nadar contra esa corriente, debo advertir que los textos antes citados no son los mismo para mí (es decir, no tienen una identidad inmutable), ni yo soy tampoco el mismo en relación a ellos. Lo cual no significa, como habremos de ver, que deje de reconocer cierta permanencia en el cambio: justamente la que me permite en estos tiempos de desencantos, incertidumbres y rupturas sinceras u oportunistas, seguir considerándome marxista. Leer más…