Archivo

Archive for the ‘Economía marxista’ Category

“Reproducción social del trabajo y clase obrera global”: Tithi Bhattacharya

05/03/2018 Deja un comentario

La fuerza de trabajo es una mercancía que su poseedor, el trabajador asalariado, vende al capitalista. ¿Por qué la vende? Lo hace para vivir 1/

Karl Marx, Trabajo asalariado y capital

Desde su formación, pero particularmente desde fines del siglo XX, la clase obrera global ha enfrentado un desafío tremendo: cómo superar todas sus divisiones para aparecer adecuadamente en forma para combatir y derribar al capitalismo 2/. Después de que las luchas globales de la clase trabajadora fracasaran en superar este desafío, la propia clase trabajadora se convirtió en objeto de un amplio número de condenas teóricas y prácticas. Con mayor frecuencia, estas condenas toman la forma de declaraciones o predicciones sobre la caída de la clase obrera, o simplemente argumentan que esta clase ya no es un agente válido de cambio. Otras/os candidatas –las mujeres, las minorías raciales o étnicas, los nuevos movimientos sociales, un “pueblo” amorfo pero insurgente, la comunidad, por nombrar sólo unos pocos– son levantadas como posibles alternativas a esta categoría presumida como moribunda/reformista, o masculinista y economicista, la clase trabajadora.

Lo que muchas de estas condenas tienen en común es una incomprensión compartida sobre qué es realmente la clase trabajadora. En lugar de la compleja comprensión de la clase propuesta históricamente por la teoría marxista, que revela una visión del poder insurgente de la clase trabajadora capaz de trascender las categorías seccionales, las/os críticos de hoy se basan en una visión altamente estrecha de una “clase obrera” en la cual una trabajadora es simplemente una persona que tiene un tipo específico de trabajo.

En este ensayo voy a refutar esta espuria concepción de la clase reactivando intuiciones marxistas fundamentales acerca de la formación de la clase que han sido oscurecidas por cuatro décadas de neoliberalismo y por las múltiples derrotas de la clase trabajadora global. La clave para desarrollar una comprensión suficientemente dinámica de la clase trabajadora, voy a sostener, es el marco de la reproducción social. Cuando pensamos acerca de la clase obrera es esencial reconocer que los trabajadores tienen una existencia más allá del lugar de trabajo. El desafío teórico reside por lo tanto en comprender las relaciones entre esta existencia y la de sus vidas productivas bajo la dominación directa del capitalista. La relación entre estas esferas va, a su turno, a ayudarnos a considerar las direcciones estratégicas para la lucha de clases.

Pero, antes de que lleguemos allí, tenemos que empezar desde el comienzo, esto es, desde la crítica de la economía política de Karl Marx, en cuanto las raíces de la concepción de la clase trabajadora que encontramos hoy surgen en parte de una comprensión igualmente limitada de la economía misma.    Leer más…

“Las dimensiones financieras del impasse del capitalismo”: François Chesnais

05/03/2018 Deja un comentario

En febrero publiqué en la web de A L’Encontre un artículo 1/ en el que avanzaba la hipótesis de un modo de producción que se encuentra en una situación histórica en la que ya no consigue superar sus límites «inmanentes», tal como fueron explícitamente definidos por Marx 2/, ni los correspondientes a las relaciones del capitalismo con el entorno, de los que se ha tenido conciencia sólo mucho más tarde. En el artículo de febrero no se abordaban las dimensiones financieras del impasse del capitalismo. El objeto de este artículo es llenar esta laguna y continuar un trabajo que es también de clarificación personal. Sólo se abordan las dimensiones económicas de la financiarización y no las de carácter social que son al menos igual de importantes.

Los economistas marxistas y heterodoxos coinciden hoy en decir que el lugar central de las finanzas es un rasgo fundamental del capitalismo contemporáneo. Pero no hay acuerdo en la definición de lo que se suele denominar la «financiarización». Los enfoques difieren de un autor a otro, a veces de forma sensible, más al tratarse de un fenómeno con muchas facetas en la producción y la gestión industriales y que ha invadido toda la vida social. Mi enfoque se apoya en la sección Quinta del libro III de El Capital y se centra en el dominio económico y político del capital en préstamo o capital a interés 3/. Éste se valoriza sin abandonar la esfera de los mercados financieros, por medio de títulos que representan derechos de cobro sobre la plusvalía actual y venidera. Los grandes bancos, las grandes compañías de seguros, los fondos de inversión y las tesorerías de los grandes grupos industriales, son sus formas organizativas. Utilizando la importante distinción hecha por Marx, en el actual grado de concentración de los poseedores de acciones y de obligaciones, el «capital como propiedad» llena los poros del «capital como función».    Leer más…

“Los 10 mejores libros de economía marxista de 2017”: Michael Roberts

05/03/2018 Deja un comentario
El año pasado se publicaron algunos libros fundamentales e importantes de economía marxista, incluyendo: la obra maestra de Anwar Shaikh, Capitalismo: competencia, conflictos y crisis (que voy leyendo poco a poco de forma regular); Fred Moseley, Dinero y Totalidad, una imponente defensa de la teoría del valor de Marx; Francois Chesnais, El Capital Financiero en la actualidad, que describe las tendencias  de las finanzas modernas; así como las importantes contribuciones de Tony Norfield y John Smith (El Imperialismo en el siglo XXI).Es difícil competir con ellos en 2017. Sin embargo, este año se conmemoró el 150 aniversario de la publicación del Volumen I de El Capital de Karl Marx, por lo que se publicaron algunos libros importantes sobre él que todo el mundo debería leer.En mi opinión, Guía de lectura de El Capital de Joseph Choonara es la más clara y concisa de todas las “guias” y conferencias en vídeo disponibles o que fueron publicadas este año. Choonara lleva de la mano al lector a través de cada capítulo del Volumen I con análisis explicativos y comentarios relevantes. Choonara afirma que “está diseñada para ser leída en paralelo con El Capital, pudiéndose consultar cada capítulo del libro antes o después de digerir las secciones pertinentes de la obra de Marx”. El objetivo, a diferencia del enfoque más amplio de Harvey en sus conferencias en vídeo, es  “detenerse en aquellas áreas que son las más importantes para la comprensión general de la obra de Marx y las que más a menudo confunden, a partir de mi propia experiencia en la enseñanza de El Capital a estudiantes y trabajadores de izquierdas en la última década”. Porque, en opinión de Choonara, Marx intentó en El Capital analizar el capitalismo desde el punto de vista de los trabajadores y está dirigido a un público de clase trabajadora. El Capital hace evidentemente lo primero, pero es más dudoso que lograse su objetivo de llegar a los lectores de clase obrera. La Guía de Choonara puede ayudar a ello.    Leer más…

“Oferta, demanda y precios de mercado”: Paolo Giussani

05/03/2018 Deja un comentario

Capítulo 9 de ‘Marx y la economía sin equilibrios’ editado por Freeman y Carchedi 1995 de la Editorial Edward Elgar.

Vale la pena mencionar que la escuela clásica marxista, ciertamente los principales defensores de la primacía de las condiciones objetivas de la producción en la formación de precios aún no ha producido una crítica de los fundamentos sobre los que la teoría neoclásica ha erigido su teoría de la relación entre oferta y demanda de bienes al fijar los precios de mercado de los bienes a pesar de que esta fundación es una frágil, basada claramente en tautologías conscientes.

Cualquier manual básico de economía explica que la curva de demanda dada para un bien se construye de tal manera que la curva de oferta de otro, y el precio de equilibrio del bien en cuestión, es su punto de intersección. No obstante, los libros de texto sin excepción son claramente ambiguos sobre la posición de estas curvas en el plano. Si esto estuviera inequívocamente y directamente determinado previo, e independiente de, la formación de precios, el resultado sería una tautología inmediata: conociendo de antemano todas las correspondencias entre precios y cantidades demandadas u ofrecidas, la afirmación de que el vaciado de mercados requiere aquellos precios comunes a ambos conjuntos de correspondencias sería trivial y no habría necesidad de teoría alguna. Si el precio de equilibrio de un bien se define como el único precio de mercado en el que el mercado se vacía sin residuo de algún bien, es una tautología pura añadir que a este precio, la oferta y la demanda se igualan. De otro modo, un residuo positivo o negativo permanecería en el mercado.

Lo que importante desde un punto de vista científico es ser capaces de construir las dos curvas con la información conocida, de tal manera que automática puedan entregar los precios de equilibrio únicos de varios bienes. Pero, como veremos, esto no es posible. Comenzamos examinando el lado de la demanda.   Leer más…

“El valor del dinero, el valor de la fuerza de trabajo y el producto neto: una evaluación del ‘Nuevo Enfoque’ al problema de la transformación”: Alfredo Saad-Filho

05/03/2018 Deja un comentario

Capítulo 6 de ‘Marx y la economía sin equilibrios’ editado por Freeman y Carchedi 1995 de la Editorial Edward Elgar.

La transformación de valores a precios de producción ha sido sujeto de discusión por más de cien años. Los primeros disparos de este debate fueron disparados incluso antes de la publicación de la versión propia de Marx sobre esta cuestión en el tercer Tomo de El Capital (ver Engels 1981 y Howard and King 197). Un continuo flujo de literatura le ha seguido que analiza la relación entre valores y precios desde virtualmente casi ángulo concebible. Hoy, la polémica está más que viva, aunque los temas bajo debate han cambiado por los enfoques de los escritores involucrados.

Hasta mitades de los 1970s el tema más importante en la discusión eran las circunstancias en las que se sostienen las igualdades entre valor total y precio total, y plusvalor total y ganancia total. Marx atribuyó gran importancia a ellas y rápidamente se volvieron las condiciones que debe satisfacer cualquier solución fidedigna al problema de la transformación –o al menos explicar convincentemente.

La prominencia de estas igualdades está relacionada cercanamente con la predominancia que ha logrado el enfoque del equilibrio general al problema de la transformación. Estos enfoques siguen la tradición de Tugan Baranowsky (1905) y Bortkiewicz (1952, 1984). Ellos se volvieron, rápidamente, la forma estándar de enmarcar las relaciones entre valores y precios (el ejemplo más común es Steedman 1977). Aun cuando muchos estuvieron en desacuerdo con ellos, las soluciones de equilibrio general siguieron siendo el centro de atención por décadas. Esto ha cambiado ahora. A finales de los 1970s y principios de los 1980s Gérard Duménil y Duncan Foley de manera independiente propusieron el ‘Nuevo Enfoque’ al problema de la transformación; una de las características más importantes de su solución es que aborda el problema de la transformación (y las dos igualdades agregadas de Marx) sin relación al equilibrio. Leer más…

“Teoría de la dependencia. Una revalorización del pensamiento de Marini para el Siglo XXI”: Adrián Sotelo Valencia

05/03/2018 Deja un comentario
“Es necesario retomar el hilo del pensamiento crítico de
izquierda en aquél punto en que alcanzó su nivel más
alto y que corresponde a la teoría de la dependencia…y
empeñarse en la construcción de una teoría marxista de
la dependencia recuperando su primera floración de los
años veinte y la que se registró a partir de mediados de
los sesenta…sin que esto suponga, en modo alguno,
que ella sea respuesta suficiente a la actual problemática.
Por el contrario, es necesario asumirla de modo creador
sometiéndola a una revisión radical.”
Ruy Mauro Marini
OBJETIVO
El presente ensayo tiene por objetivo evaluar y validar la vigencia de la teoría marxista de la dependencia (TMD) para el siglo XXI en la perspectiva del pensamiento de Ruy Mauro Marini destacando su ubicación histórica, sus proyecciones de futuro en términos de sus principales conceptos y categorías elaborados a lo largo de sus textos y su potencial explicativo en la actualidad.

“Marx, la Teoria Crítica y el presente: Legados, actualizaciones, reapropiaciones. Núm. 8-9 (2017)”: Constelaciones. Revista de Teoría Crítica

05/03/2018 Deja un comentario
Desde sus comienzos, la Teoría Crítica se entiende a sí misma como una actualización del análisis crítico de la sociedad capitalista moderna realizado por Karl Marx. El propio término “teoría crítica” no era sino un modo de aludir, en una constelación socio-política que no permitía un lenguaje más abierto, a la continuidad con la tradición teórico-emancipatoria marxiana. Se trataba de situarla a la altura de una realidad transformada –y en abierta oposición a la tentativa de apropiarse de la teoría de Marx para convertirla en una cosmovisión cerrada al servicio de la legitimación de nuevas estructuras de poder.
Las rupturas de la primera mitad del “breve siglo XX” cambiaron la fisonomía de la sociedad burguesa, y eso exigía desprenderse de algunas seguridades en las que Marx aún había podido apoyarse, y dialogar con otras tradiciones intelectuales: en filosofía y teoría social, pero también con el psicoanálisis y movimientos artísticos, etc. Los autores de la Teoría Crítica incorporaron impulsos de todos estas corrientes, cuya tensa relación con el núcleo teórico marxiano se mantuvo en el tiempo.
Con todo, la relación de la Teoría Crítica con los elementos fundamentales del análisis de Marx y su interpretación de la capacidad de estos elementos para dar cuenta de las transformaciones de la sociedad capitalista moderna son dos cuestiones esenciales para comprender su planteamiento teórico. Un examen riguroso y crítico de la relación de la Teoría Crítica con Marx constituye un requisito imprescindible para clarificar el alcance de dicha teoría. Con todo, el principal propósito de este número de Constelaciones no es contribuir a una clarificación historiográfica de la recepción, transformación y crítica de determinados elementos marxianos en la Teoría Crítica. Se trata más bien repensar la relación entre Marx y la Teoría Crítica desde el punto de vista del presente. En primer lugar, poniendo en relación la controvertida actualidad de Marx en esta fase del capitalismo con las posibilidad es de actualizar la Teoría Crítica. Y, en segundo lugar, analizando cómo la recepción crítica de los planteamientos marxianos en la Teoría Crítica puede contribuir al debate sobre la actualidad de Marx.

Leer más…

“Capitalism and ecology: from the decline of capital to the decline of the world”: Paul Mattick

05/03/2018 Deja un comentario

The historical character of nature follows from the Second Law of thermodynamics, discovered more than a hundred years ago by Carnot and Clausius, spelling an increase in entropy ending in heat death. Our earthly life depends on the continuous supply of energy from solar radiation, which decreases with increasing entropy, however slowly. The period of time involved is indefinite from the human point of view, too gigantic to be taken into practical consideration. Nevertheless, the entropy law has a continuous, direct influence on the earth and therefore on the fate of humankind. Apart from the sun, the mineral wealth of the earth provides for the satisfaction of human energy needs. Its exploitation, however, hastens the transformation of “free” into “bound” energy, that is, energy no longer available for human use and degrading towards heat death. In other words, the available energy sources can only be utilized once. With their exhaustion human life would come to an end, and indeed very long before the cooling of the sun, as all the natural riches of the earth contain no more energy than two days’ sunlight.

For humanity, therefore, the Second Law of thermodynamics comes down to the limitation of natural wealth. The more slowly it is extracted, the longer humanity can live; the faster it is utilized, the sooner we will reach our end. Since consumption varies with the size of the population, the moment at which the world will collapse is connected with the population problem. In order to delay this collapse, population growth must be limited and the consumption of natural resources be decreased. To this problem, raised with regard to the capitalist world by the Club of Rome, Wolfgang Harich has turned with regard to communism, which has up to now similarly been engaged in endless economic growth.1

The old saying fits Harich: “The cat won’t leave the mouse alone.” His many years in Walter Ulbricht’s prisons have not been able to break his spirit of opposition. As after June 17, 1953 he turned against the Stalinist course in the DDR, in the interest of the DDR itself, so today he turns against the growth ideology reigning in that country, to save the world by means of communism. After 1953 the DDR should have come closer to the West in order to master its inner contradictions; today the ecological problems raised in the West should be tackled by the East, in order to prevent the destruction of the world. The abolition of capitalism is thus for Harich not only the goal of communist politics but the only adequate means to move to a world without growth, on which depends the long-term survival of the human race. He expressed his views in interviews with Freimut Duve, with the hope that they would not again be misunderstood in the DDR.   Leer más…

“Marx en el Antropoceno: Valor, fractura metabólica y el dualismo no-cartesiano”: Kohei Saito

29/11/2017 Deja un comentario

Característico del Antropoceno es la crisis ecológica que los humanos han creado sin tener conocimiento efectivo de alguna solución[1][2] . Más allá de la división entre las humanidades, las ciencias sociales y las ciencias naturales, han surgido una serie de intentos serios para descifrar un marco teórico adecuado que tenga el objetivo de comprender la formación, desarrollo y futuro del Antropoceno. Los marxistas ecológicos, de igual manera, han participado de manera activa en esta discusión, problematizando la relación entre el Antropoceno y el capitalismo, lo que ha resultado en un nuevo debate. Mientas que los eco-socialistas de la segunda generación tales como John Bellamy Foster y Paul Burkett están intentando vincular las cuestiones fundamentales del Antropoceno con el concepto de fractura metabólica, Jason W. Moore no sólo ha reemplazado el concepto de Antropoceno con el de Capitaloceno, sino que también ha rechazado el enfoque de la fractura metabólica afirmando que se encuentra atravesada de una división cartesiana y que, por lo tanto, no puede ser aplicada de manera adecuada para teorizar la naturaleza de la crisis actual. Este artículo se propone examinar por qué Marx utiliza una aparente terminología dualista en sus análisis, por medio de una crítica del entendimiento monista de Moore de la historia del desarrollo capitalista. Moore afirma que su enfoque post-cartesiano es la correcta interpretación de la economía política marxiana, sin embargo, una examinación más cerca del método de Marx revelará su dualismo no-cartesiano, el cual opera como base para una crítica radical de la actual crisis ecológica. Además, este artículo argumenta que la teoría metabólica de Marx debe ser entendida en relación con su intensiva investigación en el terreno de las ciencias naturales y las sociedades no-occidentales en orden a imaginar las posibilidades de la constitución de una subjetividad revolucionaria.

Palabras claves: Ecología, Antropoceno, crisis, capital, Eco-socialismo, metabolismo

Leer más…

“La transición de Marx hacia el dinero sin valor intrínseco en El Capital, Capítulo 3”: Martha Campbell

29/11/2017 Deja un comentario

Resumen:

En el capítulo 3 de El Capital, Tomo 1, Marx sentó las bases para el dinero sin valor intrínseco. El dinero tiene una expresión de valor, la lista de precios de mercancías leída al revés debido a su lugar como forma de equivalente universal. La explicación de Marx del dinero como medio de circulación y atesoramiento establece que esta expresión –la tasa de cambio entre el dinero y el valor de las mercancías– se mantiene si el dinero tiene valor intrínseco o no. Con esto, la expresión del ‘valor’ del dinero es suficiente para que el dinero exprese el valor de las mercancías y que por ello funcione como medida de valor, sin importar si el valor del dinero es real o imaginario. Esta interpretación se deriva de la Teoría Marxista de la moneda de S. De Brunhoff.

Palabras clave: Marx, dinero fiduciario, valor, forma social, S. de Brunhoff. Leer más…

“Perspectives from the Circulation of Capital. Perspectives from the Accumulation of Capital”: David Harvey, Michael Roberts.

29/11/2017 Deja un comentario

Plenary (Session Three) of Capital.150 Conference. 19 September 2017.

Speakers:
4:14 David Harvey, Perspectives from the Circulation of Capital
45:53 Michael Roberts, Perspectives from the Accumulation of Capital
1:13:00 Audience Questions & Speaker Responses.  Leer más…

“Ciber-comunismo. Planificación económica, computadoras y democracia”: Paul Cockshott y Maxi Nieto

17/10/2017 Deja un comentario

Nos complace presentaros esta novedad editorial de Paul Cockshott y Maxi Nieto sobre el debate entre planificación versus mercado a la luz de las modernas investigaciones sobre computación y la crítica sobre la imposibilidad del cálculo económico en el socialismo de la escuela austríaca. Un libro en el que nuestro equipo se ha comprometido y que esperamos que sea de utilidad para crear conocimiento colectivo sobre esta importante área de trabajo.

Equipo de MC

La realidad actual del capitalismo mundial muestra de una forma cada vez más evidente —y a una escala ya plenamente global— la contradicción esencial de un sistema económico que al tiempo que impulsa el continuo desarrollo científico-técnico (con la robotización de la producción, la inteligencia artificial o la big data) despliega dinámicas sociales regresivas al generar desempleo y precariedad laboral, polarización social y crisis cada vez más graves o guerras imperiales y destrucción medioambiental. Leer más…

“¿Una laguna en la obra de Marx o ignorancia del lector?”: Elmar Altvater

08/09/2017 Deja un comentario

El intercambio metabólico entre naturaleza y sociedad en un modo de producción basado en el valor

En los 150 años transcurridos desde que se publicó por primera vez el Capital se han formulado tantos reproches contra Karl Marx y, en mayor medida todavía, contra su amigo y coautor Friedrich Engels, que casi es imposible enumerarlas. A diferencia de los economistas políticos que le precedieron, Marx fue supuestamente incapaz de explicar la formación de los precios. Es más, según sus críticos, la depauperación que predijo de la clase obrera no se ha producido y el capitalismo no se halla en proceso de colapso, sino que ha surgido triunfante de la competencia entre sistemas. También se acusa a Marx y Engels de haber allanado el camino, con sus escritos teóricos y políticos, a las atrocidades de Stalin, siendo por tanto autores intelectuales de los crímenes cometidos en la “edad de los extremos”.

Estas son duras acusaciones que todavía hoy sostienen no pocos periodistas. Claro que algunas de las lagunas que Marx sin duda dejó abiertas en su obra, parecen más bien responder a un prejuicio: Marx, y especialmente Engels, supuestamente no tenían respuesta alguna a las cuestiones ecológicas que constituyen nuestra principal preocupación en nuestros días. Se dice que no tuvieron en cuenta el hecho de que el valor no solo lo crea el trabajo, sino también la naturaleza; que, en su edificio teórico, la naturaleza ocupa menos espacio que el que se otorga a la sociedad y que la noción monoteísta de la dominación de la naturaleza por los humanos no se cuestiona críticamente. Sin embargo, un examen de los escritos conjuntos de Marx y Engels, especialmente del primer volumen del Capital, demuestra que los lectores han dejado manchas y huellas dactilares, es decir, rastros de su existencia ecológica. Es imposible leer a Marx sin tener en cuenta la ecología. Uno lee a Marx con la cabeza y, por consiguiente, con la razón, pero la experiencia también es táctil y uno gira las páginas con la yema de los dedos. Leer más…

“Essays on Marx’s theory of money of I.I.Rubin”: Susumu Takenaga

08/09/2017 Deja un comentario

The name of Rubin (Исаак Ильич Рубин,1886–1937) and a few of his works were known in Japan to a certain extent from the time preceding the Second World War by the literature related to the value debate going on in the Soviet Union at that time, translated and published about 1930 almost in real time. After the war, a negative image seems to have been enrooted for certain of those who were under the influence of the official disapproving view on Rubin and his followers adopted by the Soviet authority after the 1930s. Such a view was repeated and popularized in the textbooks of Marxist economics written by Russian researchers and translated and widely diffused in Japan1 after 1945 with the rise of Marxist economics in the post-war period. Resonance of such an influence has not totally disappeared even today.

In 1973, in the midst of the value controversy waged after 1968 among a few Marxist economists in the West, where the Marxist economics, a non negligible part of which was under a great influence of Soviet academy, had never been so important in the profession as in Japan, the masterpiece of Rubin, Essays on Marx’s theory of value (hereinafter Essays on value for short) was translated into English2, a book left and remained in oblivion for almost half a century. Rubin’s name and his works were thus rediscovered in the corner of the Western academic world, and his original interpretation of Marx’s theory of value gave a certain enduring impact on the then ongoing value debate3. Probably prompted by such a situation, the German and French versions (retranslations) of this work of Rubin were successively published, and also some of the original documents related to the value debate during the last years of 1920s, to begin with a few other works of Rubin himself, were translated and published, which contributed to make known something about this debate on the basis of its original resource materials. But, the pros and cons discussions at that and subsequent times about Rubin’s theory in the debate in the West were in many cases based solely on the English translation (and German and French retranslations) of his book given above, the other related literature not being referred to nor made use of. In addition, in these translations were omitted all the important supplementary materials originally annexed to the third edition of Essays on value published in 19284, which served as the exemplar to the translation: three articles of controversy (replies of Rubin to the criticisms by Dashkovskij, Shabs, Kon) newly added to this edition as ‘Replies to critics’, and ‘Appendices’ (author’s explanation of some of the keywords used in his book) showing Rubin as philologist and useful for understanding the text of Essays on value. This omission made hardly perceivable the controversial context where this book was found itself at the time of its publication. Leer más…

“Del capital como sujeto de la vida social enajenada a la clase obrera como sujeto revolucionario”: Iñigo Carrera

08/09/2017 Deja un comentario

RESUMEN

El género humano se determina como sujeto histórico por el desarrollo de las fuerzas productivas de su trabajo. El modo de producción capitalista es la forma históricamente específica de realizar ese desarrollo mediante la objetivación de la relación social general como capital. El capital pone en marcha el trabajo social con la finalidad inmediata, no de producir valores de uso para la vida humana, sino de producir más de sí mismo, o sea, más capacidad para poner en marcha el trabajo social como un proceso cíclico automático cuya finalidad inmediata es la reproducción ampliada de la propia relación social general objetivada. En consecuencia, el capital se enfrenta a los sujetos humanos que lo producen como si fuera el sujeto concreto del proceso de vida social enajenada en él. Al sustituir la dependencia personal por el vínculo social cosificado, la enajenación en el capital determina a los individuos como recíprocamente libres; de modo que su conciencia y voluntad libres son la forma que toma su conciencia y voluntad enajenadas. La producción de plusvalía relativa es la forma capitalista del desarrollo de las fuerzas productivas, y su base reside en socializar el trabajo privado. De ahí la contradicción absoluta del modo de producción capitalista, forma históricamente específica con que la subjetividad genéricamente humana se desarrolla transformando las fuerzas productivas del trabajo libre individual en fuerzas productivas del trabajo social conscientemente organizado por el propio obrero colectivo que lo realiza bajo la forma contradictora del trabajo privado. El producto del trabajo de la clase obrera toma crecientemente la forma material del desarrollo de la capacidad para organizar científicamente el proceso de producción social, mientras que su forma social de plusvalía sigue enfrentando a la clase obrera como una potencia enajenada que escapa a su control objetivo y la somete a brutal explotación. Esta contradicción está portada en el método mismo con que la clase obrera produce su conciencia científica. El desarrollo de las fuerzas productivas sociales puestas privadamente en acción avanza en su contradicción absoluta hacia la organización general del trabajo como una potencia directamente social. La superación de esa contradicción absoluta toma necesariamente la forma material de una revolución social en la que la clase obrera realiza su propio fin. Se trata de la superación del modo de producción capitalista en la organización consciente general de la vida social por los individuos libremente asociados. Para lo cual la clase obrera necesita desarrollar su conciencia científica con base en un nuevo método que permita reconocer, en la enajenación, a la sustancia histórica de la libertad Leer más…