Archive

Archive for the ‘Teoría crítica acumulada’ Category

“Constelaciones intempestivas. En torno a Jacobo Muñoz. Introducción”: Germán Cano, Eduardo Maura y Eugenio Moya

11/05/2015 Deja un comentario

jacoboPresentación

Una idea fuerte comunica algo de su fuerza al contradictor. Como participa del valor universal de los espíritus, se inserta, se injerta en la mente de aquel al que refuta, en medio de ideas adyacentes con cuya ayuda, recuperando cierta ventaja, la completa, la rectifica; hasta el punto de que la sentencia final es en cierto modo obra de las dos personas que discutían.

  1. Proust, A la sombra de las muchachas en flor, 1919.

El once de mayo de 2012 tuvo lugar en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid una jornada de homenaje a Jacobo Muñoz, catedrático emérito de dicha universidad, filósofo, traductor y maestro de muchas de las personas que allí nos reunimos. La pretensión del homenaje, tal como él mismo señaló en varias intervenciones, era repasar y recuperar no solamente su trayectoria, sino recorrer el itinerario de una generación de pensadores españoles cuyo senior sería Javier Muguerza y cuyo junior sería Fernando Savater; la generación de la transición filosófica, en definitiva.

En aquella jornada se dieron cita tres generaciones de filósofos e intelectuales: la del propio Jacobo Muñoz, generación de pretendientes y de pioneros en el campo filosófico español; la de sus primeros estudiantes, todavía con un pie en los planes de estudios del franquismo tardío, y una última, más postrera, homologable, con todas las reservas necesarias, con otros países europeos, acostumbrada a medirse con referentes contemporáneos y mucho más ligera de cargas intelectuales y políticas. Durante los debates tuvimos la oportunidad de escuchar a Jacobo Muñoz dialogar con quienes han sido sus principales interlocutores durante cuatro décadas; los problemas y campos de discusión fueron desde el marxismo hasta la crítica literaria, pasando por la epistemología y la historia de las ideas. No faltaron elogios y buenos recuerdos, desde luego, pero tampoco polémicas y rastros de antiguas batallas, como no podía ser de otra manera tratándose de una generación de transición. Leer más…

“En el corazón del laberinto (de la izquierda): Jacobo Muñoz y los usos del realismo”: Germán Cano

11/05/2015 Deja un comentario

Im Kampf zwischen Dir und der Welt,
sekundiere der Welt
Franz Kafka, Muñecos desorientados

La portada de Lecturas de filosofía contemporánea de Jacobo Muñoz de la edición de 1978 apunta a una declaración de intenciones. ¿Quería su autor advertir con ella de la emergencia de una nueva fisonomía de la subjetividad? En ella encontramos uno de esos maniquís o «autómatas» que Georg Grosz, «airado por los engaños» y por ello «cada vez más politizado hacia la Izquierda », dibujaba durante la crisis de Weimar en los años veinte. En 1978, a tenor de la situación española, este guiño a estos muñecos groszianos desorientados en el laberinto en el que se había convertido la historia, no era gratuito. Se cuenta que Leo Löwentahl, al hacer balance del grupo de la Escuela de Frankfurt, comentaba que «no fuimos nosotros quienes abandonamos la praxis, fue la praxis quien nos abandonó». ¿Buscaba el filósofo marxista de lapraxis que era Jacobo Muñoz dar respuesta al «secuestro» del sujeto emancipatorio? ¿Cómo era posible salir de este «laberinto» de la desorientación histórica cuando la fisonomía cosificada del nuevo mundo social aparecía bajo los crudos ojos realistas, pero no naturalistas, de Grosz? Leer más…

“Jacobo Muñoz, lector de Karl Marx. La construcción del marxismo crítico en España: la vía praxeológica”: Mario Espinoza Pino

11/05/2015 Deja un comentario

32365La buena gente nos preocupa.
Parece que no pueden realizar nada
solos,
proponen soluciones que exigen aún
tareas.
En momentos difíciles de barcos
naufragando,
de pronto descubrimos fija
en nosotros su mirada inmensa.
Aunque tal como somos no les gustamos,
están de acuerdo, sin embargo, con
nosotros.

Bertolt Brecht, Canción de la Buena
Gente

1. Más allá del deshielo y la crisis del marxismo: España, hacia la invención de una tercera vía

Si tuviésemos que periodizar la evolución del marxismo en el siglo XX, una de las fechas obligadas de nuestro itinerario sería 1956, año del 20º Congreso del PCUS. Dicho congreso, punto de partida del proceso de desestalinización del Bloque Comunista, abriría una profunda brecha ideológica e intelectual en el horizonte del marxismo internacional, que durante más de veinte años se había organizado en torno al “canon teórico” del Diamat. La denuncia del “Culto a la Personalidad” por parte del nuevo presidente de la URSS, Nikita Khruschev, haría públicos los rasgos más atroces de la era estalinista, caracterizada por una política de terror y represión colectiva: deportaciones masivas, purgas obreras, depuraciones en los órganos del partido, censura, campos de trabajo forzado para los disidentes (GULAG), etc. Aunque estos hechos marcarán de forma irreversible el futuro de la tradición marxista mundial, 1956 sería escenario de otros dos acontecimientos históricos que acelerarían la fractura de la dogmática estalinista: las Revoluciones húngara y polaca. Leer más…

“Je ne suis pas marxiste”: Michael Heinrich

11/05/2015 Deja un comentario

Karl-MarxMichael Heinrich argues that Marx was not after a “Marxism” as an identity-defining “truth.” Rather, he was more interested in the critical business of undermining certainties.

Whoever visits the grave of Karl Marx at Highgate Cemetery in London encounters a gigantic pedestal upon which a gigantic bust of Marx is enthroned. One has to look up at him. Directly under the bust, “Workers of all lands unite” is written in golden letters, and further down, also in gold, “Karl Marx.” Below that, a simple, small headstone is placed within the pedestal, which names without pomp and gold those buried here: besides Karl Marx, there is his wife Jenny, his grandson Harry Longuet, and his daughters Eleanor and Helene Demuth, who led the Marx household for decades.

Marx selected the plain headstone himself after the death of his wife. Showing off was not his thing. He explicitly asked for a quiet funeral restricted to a small circle. Only eleven people took part. Friedrich Engels was able to prevent plans by the German Social Democratic Party to erect a monument to Marx at the cemetery. He wrote to August Bebel that the family was against such a monument, since the simple headstone “would be desecrated in their eyes if replaced by a monument”. (MECW 47, p. 17)

Around 70 years later, nobody was left to protect Marx’s grave. The present monument was commissioned by the Communist Party of Great Britain and unveiled in 1956. Only cemetery regulations prevented it from being even bigger. The Marxists had asserted themselves against Marx.

“Je ne suis pas marxiste,” stated Marx, rather annoyed, to his son-in-law Paul Lafargue, when the latter reported the doings of French “Marxists.” Engels had circulated this statement numerous times, including in letters to newspapers – definitely for public consumption. Marx’s distance from Marxists is also expressed in other comments. When he stayed in France in 1882, he wrote to Engels that “the ‘Marxistes’ and ‘Anti-Marxistes”’ […] at their respective socialist congresses at Roanne and St-Étienne” had “both done their damnedest to ruin my stay in France.” (MECW 46, p. 339) Leer más…

“Romanticism in the English Social Sciences: E.P. Thompson & Raymond Williams”: Michael Löwy, Robert Sayre

11/05/2015 Deja un comentario

3331259764_3ee9455659In a passage of the Grundrisse, Marx makes the following remark on the Romantic perspective:

“It is as ridiculous to yearn for a return to that original fullness as it is to believe that with this complete emptiness history has come to a standstill. The bourgeois viewpoint has never advanced beyond this antithesis between itself and this romantic viewpoint, and therefore the latter will accompany it as legitimate antithesis up to its blessed end.”(1)

This passage is interesting not only because it reveals Marx’s attitude towards Romanticism (he acknowledges the essence of the Romantic critique, even while in a dialectical stance situating himself beyond the antithesis), but also because it suggests that the Romantic perspective will only disappear with its antagonist, capitalist society.

Moreover, the implicit definition of the Romantic viewpoint given in the passage–the aspiration to return to an original plenitude–constitutes the germ of the conception of the Romantic “worldview” that we have developed elsewhere.(2) Yet while for us the essence of the Romantic vision is the rejection and critique of industrial-capitalist modernity, in the name of values drawn from the pre-modern past, that vision is by no means always purely past-oriented.

There exists a whole spectrum of left-wing Romantic positions –including a Marxist Romanticism– which seek in the past inspiration for the invention of a utopian future. Capitalism never came to its “blessed end,” as Marx had hoped. Consequently there occur throughout the twentieth century renewed manifestations of the Romantic vision, in diverse political colorations and in all fields of culture, including the social sciences.

England, with a particularly influential Romantic current in its contemporary human sciences, is a striking example. Concentrated in economic and social history on the one hand, and literary, artistic and cultural studies on the other, it is often strongly interdisciplinary. It also stems from a long and rich tradition of nineteenth-century Romantic social criticism –the tradition of Carlyle, Ruskin and William Morris.

Leer más…

“Poder popular como práctica de construcción del Socialismo Societal”: conversación con Miguel Mazzeo

20/04/2015 2 comentarios

Seguel: Compañero Miguel, me gustaría preguntarte algunas cosas. Fuiste militante del Frente Popular Darío Santillán durante muchos años y, después de una experiencia enriquecedora, de mucho debate y construcción, llegó un momento en el que tuvieron que buscar referencias teóricas para proyectar la experiencia de lucha y construcción y, en un determinado momento, surge el tema del poder popular. Me gustaría preguntarte, ¿cómo fue ese proceso de búsqueda, a nivel militante y teórico?

Mazzeo: Lo primero que corresponde destacar es que el concepto de poder popular es relativamente nuevo en la cultura política argentina. Al intentar hacer una historia del concepto de poder popular, seguramente, uno va a encontrar referencias al mismo en otros periodos históricos. Pero de todas maneras nunca fue una consigna central en la cultura política de la izquierda argentina. Otros conceptos emparentados con el de poder popular sí tuvieron más presencia. Por ejemplo, el concepto de poder obrero, que supo ser reivindicado por algunas organizaciones populares a comienzos y mediados de los años setenta.1 También, en diferentes momentos históricos, se debatió sobre el poder dual o el doble poder.

El concepto de poder popular aparece con mucha fuerza en Argentina entre fines de la década del noventa y principios del dos mil; concretamente en torno a lo que fue la rebelión popular del 19/20 de diciembre 2001. Es allí precisamente, en ese contexto de auge de la lucha popular, que cobra sentido el concepto de poder popular. Particularmente en algunas organizaciones de trabajadores desocupados o del movimiento piquetero, más concretamente en aquellas organizaciones que fueron parte de la denominada corriente autónoma.2 También en el marco del auge de las asambleas barriales o del movimiento de fábricas recuperadas. Leer más…

“Sobre la relevancia de El capital de Marx para la actualidad”: Andrew Kliman

20/04/2015 1 comentario

A continuación publicamos una contribución especial para Ideas de Izquierda de Andrew Kliman, donde nos ofrece su visión sobre la relevancia de El capital para nuestros tiempos. El autor es defensor de la llamada interpretación temporalista de la teoría del valor de Marx, que fundamenta extensamente en su libro Reclaiming Marx’s “Capital”. También publicó The Failure of capitalist production. Underlying causes of the Great Recession [El fracaso de la producción capitalista, las causas subyacentes de la Gran Recesión]. Es profesor emérito en la Universidad de Pace.

Cómo no evaluar El capital

El capitalismo ha cambiado notablemente durante el siglo y medio desde que Marx escribió El capital. Es ahora un sistema que envuelve a casi todo el planeta, y el rol de las finanzas ha crecido enormemente durante las últimas décadas. El mundo, y mucho de lo que nos incumbe como portadores de “identidades múltiples y fragmentadas”, parece tener poco que ver con la situación elemental de la que se ocupa el Tomo 1 de El capital: la expansión del capital por medio de la extracción de plusvalor a los trabajadores en el proceso de producción mismo.

Es por eso, por supuesto, que El capital es desestimado muchas veces como reduccionista, o ya no relevante, o se considera que requiere añadidos y reelaboraciones. Las carreras de un número considerable de académicos e intelectuales están basadas en tales proyectos. Pero acá hay menos de lo que ve el ojo. Leer más…

“Tomar el poder sin dejarse tomar por él”: Alain Badiou, Stathis Kouvelakis, Aude Lancelin

20/04/2015 Deja un comentario
10968585_10152992994055470_7980872487404486441_nEn esta conversación, la periodista francesa Aude Lancelin y el filósofo Alain Badiou reciben a Stathis Kouvelakis, profesor de filosofía política en el King’s College de Londres y miembro del comité central de Syriza. Su conversación se centra en las complejas negociaciones  entre el Banco Central Europeo y Grecia, así como en las raíces históricas de Syriza y las opciones que afronta el partido, particularmente en relación a las articulaciones posibles entre política estatal y movimientos sociales de base.
Aude Lancelin
Hace poco más de ocho semanas desde que la esperanza llegó a Grecia con la elección de Syriza, una formación de extrema izquierda  decidida a romper con las políticas de austeridad europeas. Hoy parece que está en curso un pulso desigual. Asistimos a una reafirmación de la troika bajo otros nombres eufemísticos. Mientras, el Gobierno griego afronta una terrible crisis de liquidez financiera (de la que Stathis nos hablará) que, de hecho, pone en serio peligro sus proyectos futuros. Tengo una primera pregunta para Stathis: ¿podemos decir que Alexis Tsipras y Syriza en conjunto fueron demasiado optimistas al calcular la presión que, pensaron, serían capaces de ejercer sobre las instituciones europeas –empezando por el Banco Central Europeo, que fue el primero en golpear tras la elección de Tsipras?

Leer más…

“Forma valor y forma comunidad” y “El poder constituyente”: Álvaro García Linera y Antonio Negri

20/04/2015 1 comentario

Presentación de las obras publicadas por Traficantes de Sueños, IAEN (Ecuador) y SENESCYT (Ecuador) de Álvaro García Linera (vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia) “Forma valor y forma comunidad” y de Antonio Negri (filósofo) “El poder constituyente”.

Esta presentación tuvo lugar el 17 de abril en Barcelona. Participaron también en la mesa: Carlos Prieto del Campo ( Codirector de la colección Prácticas constituyentes y Laia y Laia Forné (miembro de la Fundación de los Comunes y de la Hidra Cooperativa. tuvo lugar en Barcelona el seminario: Procesos constituyentes: la oportunidad democrática.
Leer más…

“A 50 años de “Para Leer El Capital”. Homenaje a Althusser”: Étienne Balibar

20/04/2015 Deja un comentario

28670Conferencia Magistral del Dr. Étienne Balibar, “A 50 años de la publicación “Lire le Capital”, dentro del Coloquio “El povernir es largo”, llevado a cabo en la Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, el 14 de abril de 2015. Leer más…

“La teoría crítica hoy. Memoria del futuro. Introducción al marxismo en formato audiovisual”: Néstor Kohan

10/04/2015 Deja un comentario

LOGOCIPECFINAL

ÍNDICE

VIDEOS-CLASES:

(1) Cultura, ideología, hegemonía y comunicación (Néstor Kohan)

(2) Alienación y malestar en la cultura (Néstor Kohan)

(3) Liberalismo y políticas de la diferencia (Néstor Kohan)

(4) Estrategia, revolución y hegemonía (Néstor Kohan)

(5) «El Capital», cine y representación (imagen, sociedad y “giro lingüístico”) (Néstor Kohan)

(6) Fetichismo de la mercancía en «El Capital» (Néstor Kohan en Escuela de Cuadros, VIVE TV, Caracas, Venezuela bolivariana)

ENTREVISTAS:

(7) Estudiando «El Capital» con el Che Guevara (Entrevista a Orlando Borrego)

(8) Tras las pistas de Louis Althusser (Entrevista a Marta Harnecker)

(9) Marxismo, historia y autodeterminación (Entrevista a Iñaki Gil de San Vicente)

(10) Marx en su (Tercer) Mundo (Entrevista de Julio César Guanche a Néstor Kohan, Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográfica [ICAIC], La Habana, Cuba)

________________

MATERIALES DE ESTUDIO, LIBROS Y DEBATES

(11) Marx y las ciencias sociales (Atilio Borón, Miguel Vedda y Néstor Kohan)

(12) Ciencias sociales y marxismo latinoamericano: Homenaje a los sociólogos argentinos desaparecidos Silvio Frondizi y Daniel Hopen (Vicente Zito Lema, Valeria Ianni, Maximiliano Riesnik, Lisandro Silva y Néstor Kohan)

(13) Marx y Simón Bolívar. Historia de Argentina y de toda América Latina desde el marxismo latinoamericano (Claudio Katz, Marisabel Grau y Néstor Kohan)

________________ Leer más…

“A vueltas con la categoría de valor en la producción de arte”: José María Durán

10/04/2015 Deja un comentario

diamond-skull-print.l.dResumo

Se plantea el problema del valor en la producción de obras de arte. El valor se discute primero en relación a la sociología del campo artístico y su enfoque respecto a la forma mercancía de los productos artísticos. Después se examina la posición que el trabajo artístico asume en el proceso de producción en cuanto productor de valor. Finalmente, se plantea un análisis de la sustancia del valor en referencia a la originalidad de los trabajos artísticos que es formalizada como propiedad intelectual.

Palavras-chave

arte, mercancía, valor, trabajo abstracto, original.

1. Introducción

Una teoría económica del arte de inspiración marxiana debe comenzar formulando preguntas básicas respecto a cuestiones fundamentales que en la literatura económica marxista se han planteado alrededor del concepto valor-trabajo (Durán, 2011 y 2012). En elprimer capítulo del primer volumen de El Capital Marx nos enfrenta a la cuestión principal que nos interesa ahora:
“Un objeto puede ser un valor de uso sin ser valor. Este es el caso cuando su utilidad no es mediada por el trabajo […]. Un objeto puede ser útil y producto del trabajo humano, sin ser una mercancía. Quien satisface sus necesidades a través de su producto crea valores de uso, pero no mercancías. Para producir mercancías no es suficiente con producir valores de uso, se han de producir valores de uso para otros, valores de uso sociales. {Ni siquiera para otros, simplemente […]. Para convertirse en una mercancía, el producto que le sirve a otros como valor de uso tiene que ser transferido gracias al intercambio.}” (Marx, 1986, p. 55.)

Leer más…

“17 contradicciones y el fin del capitalismo”: Isidro López presenta el último libro de David Harvey

10/04/2015 Deja un comentario

David_Harvey_on_Subversive_FestivalEste libro pretende comprender las contradicciones del capital como conjunto de vectores dinámicos que ordenan las fuerzas primordiales del comportamiento estructural de las sociedades capitalistas en los múltiples aspectos de su organización social, económica y política. Esas contradicciones, que David Harvey clasifica en fundamentales, cambiantes y peligrosas, son las que configuran el presente de nuestras sociedades y las que marcan el horizonte de su transformación, en tanto que las dinámicas del capital son las que rigen los macrocomportamientos de las distintas subestructuras que configuran su reproducción. En su opinión, los movimientos sociales y las fuerzas políticas que luchan por construir un mundo no organizado por la barbarie y la catástrofe solo pueden alcanzar unas condiciones mínimas de eficacia si parten de un diagnóstico certero de cuáles son las fuerzas que conforman el estado actual de las cosas. El análisis opta por la minuciosa reconstrucción de las diecisiete contradicciones que el autor considera esenciales para explicar la reproducción social de las sociedades actuales, para dilucidar sus potenciales tendencias a la crisis y para explorar las vías de acción de los movimientos revolucionarios que dejarán su sello en las próximas décadas y transformarán de raíz el orden social actual. En este sentido únicamente pueden existir movimientos antisistémicos transformadores si estos cuentan y construyen una teoría apropiada de las características sistémicas de la estructura capitalista, que él elabora utilizando toda la panoplia de los constructos marxianos y marxistas que ha trabajado incansablemente durante los últimos cuarenta años con unos resultados deslumbrantes a la hora de renovar la caja de herramientas marxista. Leer más…

“Cultura y Revolución”: Mijail Lifshits

27/03/2015 1 comentario

karl-marx-friedrich-engels-en-la-imprenta-de-la-rheinische-zeitung-colonia-museo-marx-engelsEn el cincuentenario de la muerte de Marx

El 14 de marzo de 1883 murió un hombre a quien le estuvo destinado gozar de un privilegio peculiar: ser odiado por todas las fuerzas dominantes de la vieja sociedad.

Muchas fechas memorables han atraído la atención pública en los últimos años. Nunca como hoy se habían celebrado tantos jubileos. Nunca la memoria de los grandes pensadores y artistas del pasado había estado tan indisolublemente vinculada con las luchas del presente. En este entrelazamiento de la historia y la contemporaneidad, se expresa la exigencia de nuestra época de llegar a determinadas conclusiones con respecto al ciclo de desarrollo histórico representado por hombres como Spinoza y Goethe, Hegel y Wagner.

La burguesía ha instituido festejos en honor de estas personalidades, ha puesto en funcionamiento todos sus medios de propaganda con el fin de demostrar que la reacción cultural de nuestros días constituye el desarrollo superior de sus ideas. Ministros y diputados han salido de sus oficinas gubernamentales y se han levantado de sus sillones parlamentarios para pronunciar discursos solemnes en honor de la “conciliación de las contradicciones” hegeliana o del “renuncia” goetheana. Pero en honor del gran líder del proletariado Karl Marx, las clases pudientes de su tierra natal organizaron festejos de género muy diferente. El homenaje de sangre y fuego que dedicaron a su memoria muestra mejor que nada la significación histórica de la personalidad de Marx, y su diferencia con respecto a los pensadores de avanzada de épocas anteriores. Por diferentes que sean los hombres que puedan ser vinculados a esta aristocracia del espíritu, una cualidad común los une: todos se rebelaron contra las condiciones de vida existentes, señalaron sus rasgos negativos y condenaron su irracionalidad y su estrechez. Sin embargo, cada uno de ellos, en mayor o menor grado, atravesó por una crisis interna y una ulterior renuncia. Tras un periodo de “tormenta e ímpetu”, sobrevino un momento de arrepentimiento en el que la razón soberana se inclino ante el orden natural de la vida y se postró frente a la inexorable de las circunstancias. Leer más…

“El legado de Sacristán nos obliga a pensar en alternativas al modelo político y económico que tenemos hoy día”: Entrevista a Mario Espinoza Pino sobre la obra de Manuel Sacristán

27/03/2015 Deja un comentario

3_salvador03Mario Espinoza Pino es filósofo, investigador, traductor y editor. Y también activista incansable. Sus áreas de trabajo son el marxismo, la sociología, los movimientos sociales y la filosofía de Spinoza. Ha publicado artículos en Pasajes, Logos, Youkali o Rethinking Marxism, y ha participado en obras colectivas como Hacer vivir, dejar morir: Biopolítica y capitalismo (La Catarata/Arbor, 2010). Ha editado Spinoza contemporáneo (Tierradenadie Ediciones, 2009) y, más recientemente, Artículos periodísticos de Karl Marx (Alba Editorial, 2013).

Felicidades por tu artículo sobre el marxismo de Sacristán. Creo que no lo conociste personalmente. ¿De dónde tu interés por su obra?

Muchas gracias, Salvador. Me alegro mucho de que el artículo te haya parecido interesante. Lo cierto es que no pude tener el honor de conocer a Sacristán; yo era muy joven –un niño– cuando él falleció.

Respecto a mi interés en la obra de Sacristán, comenzó cuando iniciaba los cursos de doctorado en la facultad de Filosofía (Universidad Complutense de Madrid). Estaba interesado en trabajar dentro del horizonte de la tradición marxista, y los seminarios universitarios me brindaron la ocasión –y la gran fortuna– de poder colaborar con Montserrat Galcerán y Jacobo Muñoz. Gracias a ellos pude conocer la obra de Manuel Sacristán e introducirme en su pensamiento con cierto rigor. Montserrat Galcerán insistía –al hilo de las luchas estudiantiles contra el “plan Bolonia”– en los escritos de Sacristán sobre la universidad, Sobre el lugar de la filosofía en los estudios superiores (1968) y La universidad y la división social del trabajo (1972). Era la primera vez que muchos estudiantes de filosofía escuchábamos decir –de manera tan nítida– que la universidad era un espacio en el que se pugnaba por construir hegemonía cultural, un lugar sometido a gran diversidad de contradicciones políticas, económicas y burocráticas (y uno no podía sino participar de ellas). Siguiendo el diagnóstico de Sacristán, Montserrat mostraba como la universidad pública era una institución en crisis dentro de la contemporánea división del trabajo, asediada tanto por su mercantilización capitalista como por el declive de su función formadora de élites intelectuales (su destino clásico o “humanista” en el marco de la sociedad burguesa). La realidad laboral que nos esperaba a los estudiantes distaba de cualquier “épica cultural” o intelligentsia directiva: la privatización imparable del entorno universitario y la adaptación de los currículos al mercado nos condenaba, por el contrario, a la más absoluta precariedad. Y así ha sido (tenemos hoy un 57% de paro juvenil). De modo que mi primer acercamiento a Sacristán fue, si puede decirse así, de carácter práctico-político. Leer más…