Inicio > Teoría crítica acumulada > “Valor interpretativo de la obra de Marx y Engels aplicable a la realidad de América Latina”: Sergio Bagú

“Valor interpretativo de la obra de Marx y Engels aplicable a la realidad de América Latina”: Sergio Bagú

1. Introducción

Como todo lo que se refiere a Carlos Marx y Federico Engels se encuentra envuelto en un clima de equívocos y aguda polémica, a menudo insustancial, debo aclarar que aquí hablaré exclusivamente de la obra escrita y de la correspondencia conocida de ambos. No me referiré a ningún otro autor considerado marxista ni mucho menos, a partidos políticos ni a grupos o tendencias.

Desde el fallecimiento de Marx en 1883 y el de Engels en 1895, la obra de ambos —una sola obra con dos autores— ha ido atravesando periodos de olvido casi absoluto y de aceptación generalizada, matizados siempre con actitudes de reverencia extrema y de horror. Cada una de estas oscilaciones tiene su propio sentido histórico, que puede no relacionarse sino lejanamente con el contenido conceptual de la obra.

El movimiento obrero británico se desarrolló desde mediados del siglo xx casi sin contacto con estas ideas, a pesar de que Marx vivió mucho tiempo en Londres y allí escribió la parte fundamental; pero, en cambio, esas ideas tuvieron presencia importante en el movimiento obrero y en la intelectualidad radical de muchos países del continente europeo.

En América Latina su destino ha sido variado. En México, alcanzaron importancia en el movimiento obrero hasta finalizar la presidencia de Cárdenas. En Perú, Chile, Argentina, Bolivia y Uruguay la tuvieron en varias etapas del siglo xx. En cambio, desde la década de 1941 han carecido casi por completo de presencia en los movimientos obreros de México, Venezuela y Argentina.

En los ambientes universitarios de Europa occidental, Estados Unidos y América Latina, Marx y Engels fueron desconocidos o burdamente tergiversados, en general, hasta después de la segunda guerra mundial, pero en los años que le siguieron sus ideas tuvieron allí la más activa presencia.

En los países de habla española, después de 1945 y hasta hoy mismo han tenido circulación masiva las traducciones de casi todo el enorme material escrito que dejaron. Algunas de esas versiones son trabajos notables, muy particularmente las firmadas por Wenceslao Roces y Pedro Scaron. Este dato es importante, porque el lector culto de América Latina tiene hoy fácil acceso a las mejores traducciones de toda la obra al español, francés e inglés y, en menor medida por el limitado conocimiento de la lengua, a los originales en alemán.

En los ambientes relacionados con las ciencias sociales, las ideas de estos pensadores tuvieron, en general, amplia gravitación a partir de 1950. Fue entre intelectuales con militancia política donde prendieron las polémicas más encendidas —y generalmente
más estériles— en torno a lo que Marx y Engels dijeron, no dijeron, pudieron haber dicho, o quizá pensaron decir.

En Italia, las ideas de Marx y Engels se incorporaron vigorosamente a] universo de la creación cultural y de la polémica obrera y política desde poco después de finalizar la Segunda Guerra Mundial. En España el panorama fue distinto. En la última etapa del franquismo e inmediatamente después se formó una generación de estudiosos que absorbió con inteligencia muchos aportes de los dos clásicos y produjo obras de valor en varias
disciplinas sociales, pero en los años más recientes se advierte una línea decendente en la adhesión teórica.

En 1983, cuando se cumplió un siglo del fallecimiento de Marx, Willy Brandt, presidente entonces del Partido Socialdemócrata de Alemania Federal y presidente también de la Internacional Socialista, después de evocar con palabra equilibrada y respetuosa
la obra de aquél, observaba que los nuevos movimientos sociales que surgen en varios países europeos no están inspirados en el marxismo. Se refería, preferentemente, a los ecologistas, los estudiantes y los jóvenes en general. Aunque no es fácil generalizar, mucho de cierto existe en esta observación.

Valor interpretativo de la obra de Marx y Engels aplicable a la realidad de América Latina

Fuente: Revista Dialéctica Año XIII, Julio de 1988 No. 19

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: