Inicio > Filosofía marxista, Psicología marxista > “El papel del trabajo en el desarrollo del pensamiento humano”: Rogney Piedra Arencibia

“El papel del trabajo en el desarrollo del pensamiento humano”: Rogney Piedra Arencibia

Resumen

El trabajo es la piedra angular en la comprensión marxista sobre el ser humano y la naturaleza de su pensamiento. Esto es cierto tanto desde el punto de vista filogenético como del ontogenético. El presente artículo intenta introducirse en esa comprensión partiendo de las ideas de Marx y Engels vistas desde el prisma de la teoría de la actividad. El pensamiento específicamente humano sólo surge cuando el individuo subjetiva las formas socio-históricamente desarrolladas de interactuar con la realidad inscritas en los objetos externos que componen el sistema de la cultura. Esta apropiación tiene lugar no sólo mediante el uso de artefactos, sino también mediante las relaciones que el individuo establece con otros seres humanos en la actividad cotidiana. Casi al final del trabajo, se hace un análisis filosófico de la experiencia educativa con niños ciego-sordo-mudos bajo la dirección de A. I. Meshcheryakov que proporciona un caso paradigmático demostrativo de las tesis sostenidas

Palabras clave

Marx; Engels; trabajo; teoría de la actividad; humanización

1. Esquema básico de la actividad humana

 

Marx y Engels valoraron al trabajo, al “proceso entre la naturaleza y el hombre, proceso en que éste realiza, regula y controla mediante su propia acción su intercambio de materias con la naturaleza” como la actividad esencial del ser humano. Por tal razón, el trabajo es para ellos “la condición eterna de la vida humana, y por tanto, independiente de las formas y modalidades de esta vida y común a todas las formas sociales por igual”. En otras palabras, para ambos, se trata de un atributo del género humano sin el cual éste dejaría de existir. La actividad transformadora de la naturaleza teleológicamente orientada hacia el producto deseado es situada, así, como la modalidad concreta-general (originaria) de todas las actividades específicamente humanas.

 

Esta actividad productiva constituye “el primer hecho histórico” que rompe con la evolución puramente biológica de la especie. Con su concepción sobre el trabajo, Marx y Engels logran establecer continuidad al tiempo que ruptura entre el hombre y el resto de la naturaleza8. Hay un aspecto distintivo de esta concepción que no puede dejar de analizarse: tanto para Marx como para Engels, el trabajo humano sólo aparece con los medios de trabajo creados por el propio ser humano, esto es, artefactos técnicos, herramientas. Es por ello que Marx acoge con agrado la definición de Franklin del ser humano como “toolmaking animal”.

 

 

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: