Inicio > Filosofía marxista, Lucha de clases, Teoría crítica acumulada > “Lenine coronado. Los nuevos libertadores”: Julio Antonio Mella

“Lenine coronado. Los nuevos libertadores”: Julio Antonio Mella

Lenin_05dPresentación. José A. Tabares del Real.

La mayoría de los hombres que han incidido profundamente en los procesos históricos en que tomaron parte, y en las consecuencias medulares ulteriores que se derivaron de ellos, han sido y son personas que desarrollaron simultáneamente una destacada labor en la esfera del pensamiento junto a un quehacer notable en la esfera de la acción. Las ideas y los hechos de esas personalidades no fueron, no son, meramente fenómenos interrelacionados de sus biografías, sino componentes inseparables de todos los episodios de éstas, las dos caras de una misma moneda.

Sin embargo, muchos de los contemporáneos de estos grandes hombres y, más aún, de quienes los evocan posteriormente tienden a resaltar uno de los dos aspectos -las ideas o los hechos- de sus vidas en detrimento, e incluso en olvido del otro. Las titánicas campañas militares de Simón Bolívar hacer que muchos estadistas, al referirse al Libertador, dejen en sus trastiendas o ignoren las Cartas de Jamaica o el Discurso de Angostura. No pocos, al resaltar justicieramente la inmensa obra intelectual de José Martí olvidan las actividades concretas -igualmente trascendentales e imposibles de ser desvinculadas de las teorías martianas- del arquitecto y conductor del Partido Revolucionario Cubano, del organizador de la guerra necesaria de 1895.

Sin pretender hacer o sugerir paralelos valorativos y comparativos entre Bolívar y Martí, de una parte, y Mella, de la otra, que no corresponden a esta presentación, me atrevo a afirmar que Julio Antonio Mella ha sido víctiva también del unilateralismo en el análisis de su ejecutoria pública. Las merecidas referencias a los actos del presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, del gruía del Primer Congreso Nacional Revolucionario de Estudiantes, del partícipe destacado en la fundación del primer partido marxista de Cuba, del combatiente asesinado por preparar una expedición armada para derrocar al dictador Machado, y otros sucesos puntuales llenan párrafos y más párrafos de lo que se ha dicho y de lo que se dice sobre Mella. Entre las publicaciones sobre el paradigmático líder juvenil del decenio de 1920, son menos usuales las relativas al estudio y divulgación del pensamiento revolucionario de quien, en algo menos de veintiséis años de feraz existencia física, escribió más de ciento cincuenta artículos, ensayos y cartas políticas y pronunció notables discursos y conferencias.

A esta serie de obras de Mella pertenecen “Lenin coronado” y “Los nuevos libertadores”. Se trata de dos artículos escritos en 1924, que tienen un total de cuatro páginas y media, por lo que no constituyen una excepción, en lo que a su longitud se refiere, en relación con la mayoría de los trabajos del autor. Mi primera observación es, por tanto, para señalar que una característica de Julio Antonio Mella fue su capacidad para abordar en un material breve, sintetizado y comprensible varias cuestiones complejas.

Entre paréntesis, debo enfatizar que, una vez más, el análisis que nos ocupa exige tener muy presente que aún los hombres más brillantes cometen errores de apreciación y actuación. En “Lenin coronado”, Mella evidencia la necesidad de enfocar críticamente todo lo que leemos y observamos cuando, sin venir al caso, nos encontramos con que el autor se refiere a Pancho Villa como al “bandolero universal”. Se trata de un lamentable e injusto juicio sobre el legendario caudillo del campesinado en la Revolución Mexicana.

Por otra parte, nuestro análisis nos muestra que no es la existencia de este o de algunos otros pocos errores propios de la condición humana, lo que califica las proyecciones teóricas y políticas de mella; que el enfoque o el hecho desfasado o poco verosímil constituyen la excepción y no la regla en su infatigable paso por la historia. Así lo demuestra una serie de trascendentales planteamientos que señorean los artículos de Mella, el forjador de conciencias, que Contracorrientes presenta a sus lectores:

  • Proclamó la fe racional y firme en el triunfo del socialismo a escala mundial, pese a toda la pujanza de sus enemigos.

Documento completo en pdf: Lenin coronado, Julio Antonio Mella

Fuente: Revista Contracorriente, Año 5, 1999.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: