Inicio > Economía marxista, Lucha de clases, Multimedia > “La crisis de 2008 cambió muchas cosas”: Entrevista a Gérard Duménil

“La crisis de 2008 cambió muchas cosas”: Entrevista a Gérard Duménil

dumenilPresentamos la segunda parte de la entrevista a Gérard Duménil, economista investigador del CNRS (Centre National de la Recherche Scientifique) de Francia, que visitó la Argentina invitado para participar de las VII Jornadas de Economía Crítica.

Gérard Duménil sostuvo que asistimos a un giro muy novedoso, que es que los costos unitarios (es decir por unidad de producto) para la producción capitalista en los EE.UU. están en este momento en igual nivel que en China. “Se trata de el conjunto de varios factores. Primero, el costo del trabajo. En este momento en los EE.UU. tienen una mano de obra muy barata. Paralelamente, el costo del trabajo en China aumentó mucho. También existe otro aspecto que es el costo de la energía. Ahora es muy barato en los EE.UU. Otro aspecto muy importante es la tasa de cambio de la moneda. El dólar no está muy alto hoy, mientras que el yuan aumentó. Otro aspecto es la productividad del trabajo, como resultado del cambio tecnológico”. Estudios que toman en cuenta a los 25 más grandes exportadores en el mundo, y comparan el costo unitario de producción para la industria manufacturera, muestran que China y EE.UU. están en un nivel similar. Francia, Alemania y otros países están bastante por encima.

Para Duménil estamos en “una nueva situación en el mundo, porque los costos aumentaron en muchos países de desarrollo reciente”. Una importante conclusión es que no es posible continuar con la idea de que los centros de mayor desarrollo capitalista son sinónimo de costos unitarios elevados y las “periferias” como China y otros países lo son de costos unitarios bajos. “De una cierta forma eso expresa el éxito monstruoso del neoliberalismo, porque es la política que consiguieron en los EE.UU., que están intentando imponer en Europa”.

 

Duménil comentó sobre las investigaciones de Thomas Piketty, que con la publicación en inglés de El capital en el Siglo XXI adquirieron en el último año gran notoriedad (para un debate sobre las tesis de Piketty y su impacto ver Sobre Thomas Piketty y la desigualdad como destino manifiesto y De derecha a izquierda sobre Piketty). Señaló que asistimos a una situación marcadamente distinta en los países anglosajones y en la Europa continental. En los primeros asistimos a un fuerte crecimiento de la desigualdad de ingresos con las políticas del neoliberalismo, a partir de los años ’80. Esto no ocurrió en Francia o Alemania. “Tal vez ahora en Francia está comenzando”. Esto tiene para Duménil una relación muy fuerte con el costo del trabajo. “En EE.UU. desde la década del ’70 el poder de compra de los trabajadores productivos no aumentó. Se mantuvo constante desde entonces, cuando evidentemente los salarios más elevados aumentaron de forma enorme. En Francia no existe esa divergencia”.

¿Qué implicancias puede tener esta fuerte reducción comparada de los costos unitarios en los EE.UU. para economías de desarrollo tardío fuertemente basadas en la manufactura basada en la exportación? Para Gérard Duménil podríamos entrar en un punto de inflexión. Economías como China se insertaron en la globalización neoliberal “sin ser completamente países con políticas neoliberales”. Esta situación podría cambiar. Economías como China podrían sufrir de un posible giro en la radicación de capital trasnacional, que pueda reorientarse hacia los EE.UU., aunque esto “no significa que se vaya a detener el desarrollo de China”. Las principales contradicciones de China son “internas”, con una burguesía que se está desarrollando al amparo del Partido Comunista Chino, y que podría “entrar en nuevas lógicas neoliberales”. Estas contradicciones también involucran el peso del “factor nacional”, que así como pesa en los EE.UU. también pesa en China, donde pesa el ultraje reciente del imperialismo y la ambición por recuperar su posición histórica.

 

 

Concluyendo la entrevista, Duménil comentó el trabajo “La Red de Control Corporativo Global”, realizado en Suiza por un equipo de investigación conformado por Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battiston. Duménil destacó el formidable peso de unas pocas decenas de empresas, una “familia” que son los dueños de todo el sistema de las grandes empresas trasnacionales y que “controlan el 90% de los beneficios en todo el mundo”. Esta “red de la propiedad” se solapa en la visión de Duménil con la llamada “red de la gerencia”, que es definida también como red porque sus integrantes pueden tener puestos de administración en variadas empresas. La interacción entre ambas es de la máxima importancia. Los dueños del capital aspiran al control de la red de gerencia. En los mecanismos del neoliberalismo este control ha sido central. En el capitalismo anglosajón la red de la propiedad avanzó a través de representantes de las instituciones financieras dentro de los directorios de las corporaciones, impusieron más eficazmente lineamientos en la gestión empresaria favorables a las empresas. Sin embargo, para Duménil, la crisis de 2008 “cambió muchas cosas”; el neoliberalismo “no es eterno, aunque esto no signifique que vayamos a salir de las lógicas de las clases superiores” y esto podría reflejarse en una mayor tensión entre el funcionamiento de estas redes.

Entrevista a cargo de Paula Bach y Esteban Mercatante.

Primera parte de la entrevista: “Las clases superiores buscan disminuir el costo del trabajo”: Entrevista a Gérard Duménil

Fuente: La Izquierda Diario

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: