Inicio > Economía marxista, Lucha de clases, Teoría crítica acumulada > “La fragmentación internacional de la subjetividad productiva de la clase obrera”: Juan Iñigo Carrera

“La fragmentación internacional de la subjetividad productiva de la clase obrera”: Juan Iñigo Carrera

1. Población y empleo en la Argentina

Desde 1960, la población argentina crece a una tasa cada vez más baja. Hasta  mediados de los 70, la demanda de fuerza de trabajo acompañaba este crecimiento. Pero, a partir de entonces, el empleo ha tendido a crecer en una proporción sustancialmente menor. De 1974 a 2004, la población creció un 46% mientras que el empleo apenas lo hizo en un 34%1. De ahí el monstruoso aumento del desempleo, del 4,2% al 18.7% de la PEA.

Según la teoría marginalista -que domina la formación de los economistas tanto en Argentina como en el mundo, y que es utilizada como fundamento de las políticas de empleo2- el desempleo es, ante todo, expresión de la maximización del “bienestar” del obrero por la mayor utilidad marginal que tiene para él el “ocio” respecto del ingreso que obtendría trabajando. Lo burdo de esta afirmación canallesca frente al nivel de desempleo actual, hace que la economía marginalista recurra a una segunda explicación del desempleo: los desempleados estarían dispuestos a trabajar a un salario menor al existente, pero la acción de los sindicatos y el estado impide esta baja. Luego, el desempleo viene a ser el resultado de una decisión política de los trabajadores.

Veamos, entonces, cómo evolucionó el salario real en la Argentina al compás de la expansión del desempleo. Por cierto, el salario creció en 2004. Gracias a este incremento, el salario real de los trabajadores industriales en blanco recuperó el nivel de 1997. Lo cual quiere decir que se ha ubicado un 47% por debajo del poder adquisitivo que tenía en 1974. Sí, ha logrado equivaler, por fin, a … la mitad de lo que era hace treinta años. Peor aún le fue al salario promedio de la economía: en 2004 le faltaba más de un 15% para volver al nivel de 1997.

Este es el cuadro que enfrenta la acción política de la clase obrera argentina. Pero no es posible dar cuenta de las formas concretas que puede tomar esta acción, simplemente deteniéndose en él. Es necesario remontarse a las determinaciones más simples del empleo en la sociedad actual, es decir, en el modo de producción capitalista.

2. La materialidad del proceso de producción y la subjetividad productiva del obrero

En el modo de producción capitalista, la producción material no tiene por objeto inmediato la obtención de valores de uso. Tiene por objeto la producción en escala ampliada de la relación social general materializada que se ha erigido en el sujeto de la producción y el consumo sociales mismos, o sea, del capital. Al encontrarse así regido, el proceso material de producción se ve sometido a la constante revolución de sus condiciones técnicas. Esta constante revolución va en pos del aumento de la capacidad productiva del trabajo portador de la producción de plusvalía relativa.

En este desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad, el capitalismo transforma los atributos productivos del trabajo humano de un modo que le es históricamente específico y que determina su misma razón histórica de existir. Esto es, transforma las potencias productivas del trabajo libre individual en potencias productivas del trabajo colectivo conscientemente organizado por el propio obrero colectivo que lo realiza. Claro está que realiza esta transformación en tanto la organización consciente es, al mismo tiempo, la forma concreta necesaria de realizarse su opuesto. O sea, en tanto es la forma concreta necesaria de realizarse la enajenación de las potencias productivas del trabajo humano como atributo de su
propio producto material convertido en portador de la relación social general.

El sistema de la maquinaria es la forma material del proceso de producción que desarrolla de manera plena la transformación de las potencias productivas del obrero libre individual en potencias productivas del obrero colectivo capaz de organizar conscientemente su propio proceso de trabajo, regida por la producción de plusvalía relativa. Esta transformación no brota simplemente del carácter de proceso necesariamente colectivo en gran escala que tiene el trabajo en la gran industria maquinizada. Brota de la transformación que sufre la materialidad misma del trabajo en ella. El trabajo va dejando de consistir en la aplicación consciente y voluntaria de la fuerza de trabajo sobre la herramienta a fin de hacer actuar a ésta sobre el objeto para transformarlo en un valor de uso. En cambio, va tendiendo a consistir en la aplicación de la fuerza de trabajo al control científico de las fuerzas naturales, objetivando al objetivando este control en la maquinaria, de modo de descargar automáticamente esas fuerzas naturales sobre la herramienta a fin de hacer actuar a ésta sobre el objeto para transformarlo en un valor de uso.

A través de la producción de plusvalía relativa, los obreros se encuentran realmente subsumidos en el capital3. Aun como clase obrera, son atributo del capital4, que los produce y reproduce como seres humanos, o sea, como poseedores de conciencia5. El capital rige hasta la ley de su reproducción biológica. Al revolucionar la materialidad del proceso de trabajo mediante el desarrollo de la maquinaria en la gran industria, la acumulación determina los atributos del obrero como sujeto del proceso de trabajo, esto es, su subjetividad productiva, de tres modos.

Artículo Completo

 

  1. patricia
    20/04/2014 a las 16:45

    éste artículo es impecable, demuestra en su historicidad una reflexión que nos invita a reflexionar aún más sobre los canales ideológicos del capitalismo, en pleno siglo XXI.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: