Inicio > Teoría crítica acumulada > “El concepto de formación socio-económica en la obra de José María Aricó: Un cotejo con las fuentes marxianas”: Constanza Bosch Alessio y Laura Catena

“El concepto de formación socio-económica en la obra de José María Aricó: Un cotejo con las fuentes marxianas”: Constanza Bosch Alessio y Laura Catena

Resumen

El presente trabajo se propone analizar la recepción del concepto de formación socio-económica en la obra de José María Aricó, a la luz de la reciente edición de Nueve lecciones sobre economía y política en el marxismo (2012). Nos proponemos demostrar que la interpretación de Aricó difiere del sentido original que Marx le imprime al término, distanciándose, consecuentemente, del uso que le da el marxismo de la Segunda Internacional.

Palabras clave: materialismo histórico – josé aricó – formación socio-económica – segunda internacional

INTRODUCCIÓN

En 1973 el grupo nucleado en torno a José María Aricó publicó en sus Cuadernos de Pasado y Presente un volumen dedicado íntegramente al análisis del concepto de formación económico-social (Luporini, Cesare et al.). Reconociendo el lugar central que la categoría ocupa en el materialismo histórico, los editores presentaban una serie de artículos –originalmente publicados entre 1966 y 1972- que reflejaban diversos posicionamientos teóricos en torno al significado del concepto. Los ensayos de mayor envergadura pertenecían a Cesare Luporini y Emilio Sereni, ambos miembros del Partido Comunista italiano entre las décadas del cuarenta y sesenta. Por entonces, el PCI estrechaba fuertes vínculos con el PCUS, a través de su dirigente, Palmiro Togliatti1. En uno de los ensayos que componía el volumen en cuestión, Luporini sostuvo –confrontando a Marx y a Lenin en torno a la categoría de formación económico-social– que ambos autores diferían en la utilización del concepto:

La noción de ‘formación económica de la sociedad’ sirve aquí a Marx para designar la continuidad, la no-interrupción, de un tejido económico en la discontinuidad y pluralidad sucesivas de las formaciones sociales. No denota una generalidad exactamente (…) sino más bien, algo que no deja encerrar en la especificidad de un modo de producción particular o de una particular formación social. Se trata de un concepto perfectamente opuesto al que proporciona Lenin bajo el mismo término (…). En Lenin, el de la especificidad de la formación social, es su connotación económica. En Marx, el de la continuidad (económica) entre diferentes formaciones sociales (Luporini, Cesare, 103).

Si bien Sereni mantenía algunos desacuerdos con Luporini acerca del significado del término, su visión evidenciaba también –como veremos más adelante-, una notable distorsión del sentido marxiano del término: Para Marx, la noción de ‘formación social’ (…) es siempre entendida en un sentido dinámico y no estático, como un proceso (…) y no como la sustancia (por así decirlo) de una época o de una fase histórica en sí misma inmóvil y acabada (Sereni, Emilio, 60).

Nos interesa remarcar aquí, además, el explícito y absoluto rechazo que mantenía el marxismo italiano de mediados del siglo XX en torno a las contribuciones de la Segunda Internacional:

Se trata, en suma por parte de estos máximos exponentes del “marxismo de la II Internacional”, de la total incomprensión (cuando no, sin más, del sistemático rechazo) de una de las categorías fundamentales de la marxiana concepción materialista de la historia; y cuando se tenga en cuenta el hecho de que consideraciones análogas podrían ser repetidas con respecto de la mayor parte de los otros exponentes de este mismo “marxismo de la II Internacional” (Sereni, Emilio, 68).

Incomprensión, rechazo, incongruencia, reduccionismo: tales son los cargos que el estalinismo italiano le atribuye a la II Internacional en relación a la categoría de formación socio-económica. Y tales las bases a partir de las cuales José Aricó arremeterá en el futuro en contra del concepto. A continuación, procuraremos demostrar que la influencia del PCI en Aricó acabó por distanciarlo del sentido marxista original de la categoría “formación socio-económica” o “económico-social”. Para ello, en primer lugar, expondremos las tesis de Aricó en torno al concepto, para luego contrastarlas con las de Marx y con las de sus discípulos de la Segunda Internacional (1889-1916). Para finalizar, analizaremos el uso que hace Lenin de la noción en cuestión en su obra.

Artículo Completo

Fuente: Izquierdas, una mirada histórica desde América Latina

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: