Inicio > Filosofía marxista, Teoría crítica acumulada > “Reconocimiento versus ethos”: Stefan Gandler

“Reconocimiento versus ethos”: Stefan Gandler

Resumen

El filósofo mexicano Bolívar Echeverría distingue cuatro ethe de la modernidad capitalista, entre ellos: el realista, hoy dominante, es el de la claridad; el barroco, es el de contradicciones, de doblesentidos. Según la teoría hegeliana del reconocimiento (Honneth/Habermas), la convivencia racional entre culturas sólo es posible dentro del ethos realista. Se parte del a priori dudoso de la posibilidad del reconocimiento dentro de la sociedad burguesa (entendiendo al racismo como algo accidental y no estructural). El ethos barroco, que existe en América Latina, implica la posibilidad de convivir con el otro sin reconocerlo en términos hegelianos, abriendo vías al mestizaje cultural. La falta de claridad de este ethos es la base de cierta convivencia intercultural bajo su actual imposibilidad estructural.

Palabras clave: ethos, reconocimiento, Bolívar Echeverría, Axel Honneth, Escuela de Frankfurt

Fue en el año 1923, con la Erste marxistische Arbeitswoche (Primera semana de trabajo académico marxista) en el estado alemán de Thüringen, que se sentaron las estructuras científicas que dieron lugar a la fundación del Institut für Sozialforschung (Instituto de Investigación Social) en la ciudad de Frankfurt. Hoy, a casi noventa años, existen diferentes maneras de interpretar la actualidad de esta tradición teórica. La más fácil y usual es la de “renacionalizarla” en la cultura alemana y “remunicipalizarla” en la herencia cultural y científica de Frankfurt. Sin embargo, no es posible negar por completo que la teoría crítica sólo pudo salvarse como proyecto científico e institucional –de igual modo que sus miembros sólo pudieron salvar sus vidas– al salir de Frankfurt, de Alemania y de Europa lo más pronto posible.

El único que retrasó su huida de ese continente, Walter Benjamin, lo pagó con su detención en los Pirineos, en la frontera entre Francia y España, y eligió el suicidio ante la amenaza de ser deportado a Alemania, rumbo a los campos de exterminio nacionalsocialistas.

Actualmente, todo esto parece muy lejano, pues hace 66 años el proyecto popular nacionalsocialista fue derrotado militarmente por el Ejército Rojo y sus aliados. Actualmente, la “renacionalización” de esta teoría expulsada de Alemania celebra cada vez mayores éxitos, incluso pensadores conservadores consideran que la teoría crítica está suficientemente domesticada como para otorgarle el sello de ‘made in germany’ y erigir un monumento en homenaje a Theodor W. Adorno.

En este contexto hay pocas voces dentro de la Universidad alemana, y en especial dentro de la Universidad de Frankfurt, que mantienen viva la radicalidad de la crítica de la Escuela de Frankfurt de los años veinte, treinta y cuarenta del siglo pasado. Algunos autores, y también varios activistas políticos de izquierda en Alemania y en otros países, consideran que Axel Honneth, quien hoy ocupa la cátedra que dejó Jürgen Habermas al jubilarse, es el representante institucional más importante del anhelo de rescatar o revitalizar el proyecto teórico-científico de Max Horkheimer, Theodor W. Adorno, Herbert Marcuse, Leo Löwenthal, Franz Neumann, Otto Kirchheimer y, last but not least, Walter Benjamin.

Reconocimiento versus Ethos

Íconos. Revista de Ciencias Sociales. Num. 43, Quito, mayo 2012, pp. 47-64

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: