Inicio > Economía marxista, Teoría crítica acumulada > “Plusvalía extraordinaria y acumulación de capital”: Ruy Mauro Marini

“Plusvalía extraordinaria y acumulación de capital”: Ruy Mauro Marini

La especial productividad del trabajo en una esfera especial de la producción o en una empresa concreta dentro de ella sólo interesa a los capitalistas de esta empresa o rama de producción, cuando permita a la rama especial de que se trate conseguir una ganancia extraordinaria con respecto al capital en su conjunto o conceda esta misma posibilidad al capitalista individual con respecto a los demás capitalistas de la misma rama de producción“. Marx, El Capital, III.

A esta confusión —determinación de los precios por la oferta y la demanda por los precios— hay que añadir que la demanda determina la oferta y ésta, a su vez, la demanda o, lo que es lo mismo, que la producción determina el mercado, a la par que el mercado determina la producción“. Marx, El Capital, III.

 

En el curso de esta década, y en abierto contraste con la política represiva que, con raras excepciones, adoptaron los Estados en el campo científico y cultural, el marxismo ha tenido una notable difusión en los medios intelectuales y académicos latinoamericanos. Esto ha llevado a que, con mayor o menor grado de ortodoxia, los estudios realizados, desde el punto de vista de diferentes disciplinas, sobre la realidad de nuestros países incorporen en grado creciente el instrumental de análisis marxista. Esta incorporación es en sí misma un proceso, que presenta, de manera progresiva, un doble carácter: un mejor conocimiento de la obra de Marx y de las corrientes que de ella se han derivado, por un lado, y, por otro, un enriquecimiento de la representación formal de la realidad latinoamericana, en la medida en que, por obra de su propio desarrollo, las características y tendencias que le son inherentes a ésta se hacen más acusadas. Así, en economía, tras un rechazo airado a toda preocupación respecto a los problemas de la circulación y un sesgo productivista que correspondía al enfoque parcial con que Marx aborda los problemas en el primer libro de El Capital, se asiste ahora a un esfuerzo de los marxistas por aprehender el conjunto del ciclo económico, con lo que adquiere nuevo interés la dialéctica entre producción y circulación, que constituye el objeto de los dos primeros libros de la obra. Ello conduce a que aún estudios no marxistas, acostumbrados a enfocar la problemática económica desde el ángulo de la demanda tiendan a introducir también en sus trabajos aspectos del instrumental marxista.

Entre otros aspectos, destaca el interés que comienzan a despertar en los economistas latinoamericanos los esquemas de reproducción del capital, que Marx expone en la tercera sección del libro II. Esos esquemas cobraron gran actualidad por dos ocasiones en el desarrollo del marxismo, dando lugar a polémicas enconadas, que aún hoy suscitan confusión. En nuestro caso, es decir, en su aplicación a las economías dependientes, su importancia adviene de una razón concreta: el notable desequilibrio intersectorial que se observa en dichas economías, expresado en la tendencia al crecimiento desproporcionado de la producción de artículos suntuarios respecto a la de medios de producción y de bienes de consumo necesario, desequilibrio que se combina con el predominio en la producción suntuaria de capital extranjero y, por ende, de tecnología superior a la media, estructuras monopólicas y manipulación de precios.

Es innegable que los esquemas de Marx proporcionan un instrumento adecuado para abordar el tema. Existe, sin embargo, el riesgo de que, como ocurrió en las dos ocasiones mencionadas, sean llevados más allá de sus posibilidades y se enfoquen a la solución de problemas que ellos de por sí no pueden resolver. Por otra parte, utilizados arbitrariamente, los esquemas pueden favorecer la sobrevaloración de la circulación, que caracteriza a la economía neoclásica (la cual ha inspirado, en sus orígenes, a la actual ciencia económica latinoamericana), permitiéndole tomar nuevo aliento y sesgar en beneficio propio los análisis basados en ellos.

Plusvalía extraordinaria y acumulación de capital

Fuente: Ruy Mauro Marini, “Plusvalía extraordinaria y acumulación de capital”, Cuadernos Políticos, número 20, Ediciones Era, México, abril-junio de 1979, pp. 18-39.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: