Inicio > Economía marxista, Teoría crítica acumulada > «La acumulación capitalista mundial y el subimperialismo»: Ruy Mauro Marini

«La acumulación capitalista mundial y el subimperialismo»: Ruy Mauro Marini

La segunda guerra mundial correspondió a la culminación de un largo periodo de crisis de la economía capitalista internacional provocada por el dislocamiento de fuerzas entre las potencias imperialistas y el surgimiento de nuevas tendencias en lo que se refiere a la acumulación de capital, crisis que se manifestó primero a través de la intensificación de la lucha por mercados, que condujo a la primera guerra, y se continuó en la gran depresión de los años treinta. Su resultado más inmediato fue la afirmación de la hegemonía incontrastable de Estados Unidos en el mundo capitalista. Además de permitirle centralizar una enorme tajada del capital dinero internacional (en 1945, el 59% de las reservas mundiales en oro, cifra que alcanzaría el 72% en 1948),1 el conflicto bélico había impulsado en Norteamérica un febril desarrollo económico y tecnológico, al tiempo que le dotaba —gracias al armamento atómico— de una superioridad militar absoluta. La devastación sufrida por las economías capitalistas de Europa y Japón no hacía sino acentuar la posición ventajosa en que se encontraba Estados Unidos.

Cupo a éste, por tanto, la tarea de reorganizar la economía capitalista mundial, en su beneficio. Para ello, el imperialismo norteamericano se movería en dos direcciones: restablecer el funcionamiento normal del mercado internacional, de manera de asegurar la colocación de los enormes excedentes comerciales que su capacidad productiva estaba en condiciones de generar, y ampliar el radio para la acumulación de capital, con el objeto de permitir la absorción productiva de la inmensa masa de dinero que su prosperidad engendraba. Los instrumentos básicos que presidieron a la reestructuración capitalista mundial fueron los organismos creados en la conferencia de Bretton Woods en 1944: el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, o Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, así como el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GAIT’), firmado en 1947.

Con el último, y siguiendo el ejemplo de Inglaterra en su fase de hegemonía, en el siglo pasado, Estados Unidos perseguía imponer el libre cambio, suprimiendo las barreras arancelarias susceptibles de dificultar el flujo de sus exportaciones; el GATT es un acuerdo multilateral entre gobiernos, cuya principal función es la rebaja o supresión de aranceles y el logro de otras facilidades comerciales. El FMI y el BIRF se organizaron de acuerdo a las normas de las corporaciones privadas, mediante suscripciones de capital por parte de los países miembros; de hecho, en la medida en que drenaban las reservas en divisas y oro de los países capitalistas, correspondían a trusts financieros internacionales. La función del FMI era la de financiar los déficit de las balanzas de pagos, utilizando las reservas mundiales que centralizaba, a fin de impedir que surgieran obstáculos a la circulación internacional del capital; contando con más de 20% de los votos, cuando por lo general el voto de mayoría exige un 80%, Estados Unidos tenía allí el derecho de veto. Al BIRF se le había asignado la tarea de —utilizando también las reservas mundiales en su poder— financiar proyectos de desarrollo económico, con el propósito de crear condiciones para la rentabilidad del capital privado; Estados Unidos se aseguraba allí la hegemonía, al participar con un 30% del capital.

Cuadernos Políticos, número 12, editorial Era, México, D.F., abril-junio, 1977, pp.20-39.

La acumulación capitalista

  1. No hay comentarios aún.
  1. No trackbacks yet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: