Archivo

Posts Tagged ‘Materialismo Histórico’

“Mészáros and the Critique of the Capital System”: John Bellamy Foster

05/12/2014 Deja un comentario

pb5380István Mészáros is one of the greatest philosophers that the historical materialist tradition has yet produced. His work stands practically alone today in the depth of its analysis of Marx’s theory of alienation, the structural crisis of capital, the demise of Soviet-style post-revolutionary societies, and the necessary conditions of the transition to socialism. His dialectical inquiry into social structure and forms of consciousness—a systematic critique of the prevailing forms of thought—is unequaled in our time. No less a historical figure than Hugo Chávez referred to him as the “pathfinder” of twenty-first century socialism.1

The present book grew out of a conversation that Mészáros and I had in July 2013 in London, in which I expressed the need for an easily accessible work that would provide a way into his thinking for the uninitiated. He took this challenge seriously, resulting in The Necessity of Social Control. The role of this foreword is to help to put his system of thought as a whole, and this book in particular, in their historical contexts, while illuminating some of the distinctive concepts governing his analysis.

Marx, Lukács, and Mészáros

Marx’s Economic and Philosophical Manuscripts of 1844—discovered in the late 1920s but only becoming widely known decades later—was unquestionably the most discussed and influential philosophical work to appear in the twentieth century. For the first time the full philosophical roots of Marx’s system became evident—in ways that challenged the whole history of philosophy up to that time, along with the roots of the prevailing social order.2 At the same time the discovery of Marx’s early writings raised entirely new intellectual challenges for social theory. Among these were comprehending the much deeper relation between the Hegelian and Marxian philosophical traditions that these works made evident.

It was Georg Lukács—whose monumental History and Class Consciousness (1923) had provided the most influential interpretation of the dialectical relation between the Hegelian and Marxian systems, but whose outlook was to be transformed by his subsequent encounter with Marx’s early manuscripts—who responded most radically to this challenge, delving deeply into Hegel’s philosophy, out of which Marx’s theory of alienation had emerged. The result was The Young Hegel: Studies in the Relations between Dialectics and Economics (1966).3 Here Lukács focused on how critical analysis of the logical categories of classical political economy had led to the genesis of Hegel’s system, separating him from his predecessors, such as Kant, Fichte, and Schelling. Hegel recognized from the beginning that the dominant philosophical concepts of the Enlightenment were in the main reified expressions (that is, abstracted from their material basis and given an artificial, ideal life of their own) of the underlying production and exchange relations of bourgeois society. It was this recognition that lay behind the extraordinary importance that Hegel gave to the concept of alienation in his philosophy.4 Leer más…

“How capitalism survives”: Michael Roberts

05/12/2014 Deja un comentario

How Capitalism Survives small

Last weekend, I attended this year’s London version of the Historical Materialism conference (http://www.historicalmaterialism.org/conferences/annual11), which for those who don’t know is an annual gathering of mainly Marxist academics, students and activists organised by the Historical Materialism journal. A host of papers and book launch presentations are made, often bringing out new ideas in the analysis of capitalism.

This year’s main theme was How Capitalism Survives and was apparently attended by over 750 scholars, academics and activists. It’s not possible to attend all sessions, of course, so my review concentrates on the economics papers and even there is sometimes based on reading the papers presented rather than on actually attending the session (so be forewarned!).

How does capitalism survive? Well, according to John Weeks, emeritus professor at SOAS, it’s because the capitalist mode of production has had very few of what could be called proper crises (2014 Weeks_Crisis_Izmir). Weeks reckons that only the Great Depression of the 1930s and the recent Great Recession could be considered generalised crises (“episodes of severe contraction”) that affected the world capitalist economy for any length of time or to any depth. Other so-called crises were merely mild recessions or financial crashes that were short and limited to the national economy concerned.

As for the causes, Weeks argues that it was the breakdown in the circuit of capital and the realisation of money that was the problem and had nothing to do with the accumulation of value in the production process, as advocated by the ‘falling rate of profit’ theorists. As he puts it: “The typical “falling rate of profit” mechanism fails to get out of the starting gate as a candidate for generating cross-country crises, much less global ones.” This is because Marx’s law of a rising organic composition of capital would only generate a gradual fall in profitability and there is no mechanism that decides “a critical value” of profit that could provoke a sudden collapse in production or investment or its simultaneous spread globally.

Well, I beg to differ. Starting with Henryk Grossman (http://www.marxists.org/archive/grossman/index.htm) and continuing with the work of many scholars very recently, such as Tapia Granados (http://thenextrecession.wordpress.com/2012/06/26/profits-call-the-tune/), including my own work and that of G Carchedi (The long roots of the present crisis), we find that there is a causal connection between the movement of profitability, profits and slumps in investment and GDP (and see my paper, The nature of current long depression).

Leer más…

“Deciphering Capital”: Alex Callinicos, Michael Roberts y Christopher Arthur

21/11/2014 Deja un comentario
9781909026681Marx’s Capital is back where it belongs, at the centre of debate about Marxism and its purchase on the contemporary world. In recent years there has been an explosion of much wider interest in Capital, after the debate on Capital largely fell silent in the late-1970s. In Deciphering Capital, Alex Callinicos offers his own substantial contribution to the debate. He tackles the question of Marx’s method, his relation to Hegel, value theory and labour. He engages with Marxist thinkers past and present, from Gramsci and Althusser to Harvey and Jameson.
“Marx’s Capital is back!”, Callinicos asserts in his Introduction. And Callinicos’s excellent book is itself a significant contribution to the revival of Marxian political economy for 21st century struggles against capitalism, with important insights into Capital and the nature of revolutionary subjects in late capitalism – Fred Moseley, Professor of Economics, Mount Holyoke College. Author, Money and Totality: Marx’s Logical Method and the End of the ‘Transformation Problem’ (forthcoming).

Leer más…

“Horizons marxistes en anthropologie”: entretien avec Maurice Godelier

21/11/2014 Deja un comentario

arp-291726-jpg_176595De Marx a la antropología económica, de las relaciones de producción a las metamorfosis del parentesco, Maurice Godelier es un autor prolífico y su obra representa una auténtica contribución materialista a las ciencias sociales. En la primera parte de esta entrevista, Godelier recuerda los episodios que han marcado su trayectoria marxista en atropología, los encuentros con Braudel, Levi-Strauss, Eleanor Leacock y otros. En la segunda parte, Maurice Godelier presenta los resultados teóricos de sus investigaciones. Expone los límites pero también la actualidad de los conceptos marxistas, la necesidad de pensar las mediaciones plurales y complejas entre las relaciones de producción establecidas y las sociedades humanas y la importancia de un pensamiento materialista de la creencia. Leer más…

“Lenguaje y sociedad”: Henri Lefevbre

24/10/2014 Deja un comentario

henri-lefebvre-lenguaje-y-sociedad-16255-MLA20117129073_062014-FPublicada en 1967 (Gallimard, Paris), esta obra sintetiza una orientación original en los estudios actuales del lenguaje.

La lingüística moderna ha progresado en forma notable desde Ferdinand de Saussure con los métodos y las técnicas del estructuralismo. ¿Puede tomarse como modelo para las ciencias de la realidad humana y hasta para el conjunto de las ciencias?

Henri Lefevbre parte de una hipótesis: que preguntas y respuestas no pueden plenamente formularse desde el interior del lenguaje. Es conveniente ubicarse en un sitio de encuentro de la lingüistica con la sociología, y la investigación desemboca entonces en los problemas de la sociedad contemporánea. Leer más…

“Henri Lefebvre y la revolución de la vida cotidiana, la ciudad y el Estado”: Kanishka Goonewardena

20/10/2014 Deja un comentario

9782070352166Resumen: Buena parte de las influyentes lecturas de Henri Lefebvre desarrolladas en el mundo anglosajón han sido parciales y han reflejado de forma invariable preocupaciones meramente disciplinares y académicas o las modas intelectuales dominantes en un determinado período; es el caso de la crítica de la economía política de su pensamiento urbano a principios de los 70 o la lectura geográfico-postmoderna de La producción del espacio a partir de los años 80, que aún persiste en un ‘Tercer Espacio’. El resultado es que muchos Lefebvres viven hoy con nosotros, veinte años después de su muerte, incluido un Lefebvre liberal-demócrata responsable de las interpretaciones más edulcoradas del ‘Derecho a la Ciudad’, completamente afines al status quo. Argumentando contra estas lecturas des-radicalizadoras, el presente ensayo intenta revivir el espíritu revolucionario de su trabajo sobre las ciudades, la urbanización y el espacio, no a través de una exploración histórico-intelectual al uso de toda su obra, y no sin someterlo al juicio crítico allí donde sea necesario, sino recuperando el sentido del animal político radical y el espíritu anti-filosófico que Lefebvre fue. Mostramos aquí, sin concesiones, a un Lefebvre humanista y marxista heterodoxo a través de una exégesis crítica de los conceptos con los que contribuyó más originalmente al marxismo y con los cuales teorizó lo urbano: vida cotidiana, Estado y totalidad.

Palabras clave: Urbanización, revolución, marxismo, vida cotidiana, Estado, totalidad.

Abstract: Many of the influential readings of Henri Lefebvre in the Anglo-American world have been partial and invariably refracted through prevailing intellectual fashions and academic-disciplinary preoccupations, such as the political-economic critique of his urban thought in the early 1970s and the postmodern-geographical reading of The Production of Space from the 1980s onwards, which still lingers on in ‘Third Space’. Consequently, many Lefebvres are alive with us today, twenty years after his death, including a liberal-democratic one that is responsible for the mildest interpretations of ‘The Right to the City’ amenable to the status-quo. Arguing against such de-radicalizing readings, this essay attempts to revive the revolutionary spirit of his work on cities, urbanization and space, not by way of a traditional intellectual-historical survey of the entirety of his oeuvre, and not without subjecting him to critique wherever necessary, but by recovering a sense of the radical political animal and anti-philosophical spirit that was Lefebvre. Here Lefebvre appears without apologies as a humanist and heterodox Marxist, along with critical exegeses of those concepts he contributed most originally to Marxism, and with which he theorized the urban: everyday life, state and totality.

Keywords: Urbanization, Revolution, Marxism, Everyday Life, State, Totality Leer más…

“La postura hizo al hombre”: Stephen Jay Gould

20/10/2014 Deja un comentario

La postura hizo al hombre 050520_stephen_gould_vsm.grid-4x2Ningún evento hizo más por la fama y el prestigio del Museo de Historia Natural que las expediciones al Desierto de Gobi en los años `20. Los descubrimientos, incluyendo el primer huevo de dinosaurio, fueron excitantes y abundantes y se adecuaban perfectamente a las aventuras heroicas del más puro estilo holliwoodense. Es todavía difícil encontrar una mejor historia de aventuras que el libro de Roy Chapman (con su título chauvinista): The New Conquest of Central Asia. Sin embargo, la expedición fracasó por completo en cumplir el propósito original: encontrar en Asia Central los ancestros del Hombre. Y fracasaron por la más elemental de las razones – nosotros evolucionamos en África, como Darwin lo supuso cincuenta años antes.

Nuestros ancestros africanos (o por lo menos nuestros primos más cercanos) fueron descubiertos en depósitos cavernarios durante los años `20. Pero estos australopitecos fracasaron en dar el tipo de lo que las nociones preconcebidas suponían que el “eslabón perdido” debía ser, y muchos científicos se negaron a aceptarlos como miembros de buena fe de nuestro linaje. La mayoría de los antropólogos había imaginado una relativamente armoniosa transformación desde el mono al humano, impulsada por el crecimiento de la inteligencia. Un eslabón perdido debía ser intermediario tanto en el cuerpo como en el cerebro -Alley Oop o las viejas (y falsas) representaciones de los encorvados Neanderthals. Pero los australopitecos se rehusaban a adecuarse. Ciertamente, sus cerebros eran más grandes que los de los monos con tamaños corporales similares, pero no mucho mayores. La mayoría de nuestro incremento evolutivo en el tamaño del cerebro ocurrió después que alcanzamos el nivel australopiteco. Sin embargo, estos australopitecos con pequeños cerebros caminaron tan erectos como ud. o yo. ¿Cómo podía ser? Si nuestra evolución fue propulsada por el crecimiento cerebral, ¿cómo podría la postura erecta (otra “clave de la hominización” no un tema secundario) haberse originado primero? En un ensayo de 1963, George Gaylord Sympson se sirvió de este dilema para ilustrar el a veces espectacular fracaso para predecir descubrimientos aún cuando hay una importante base para esa predicción. Un ejemplo evolutivo es el fracaso para predecir el descubrimiento de un “eslabón perdido”, hoy conocido [Australopiteco], que caminó erecto y fabricó herramientas pero tenía la fisonomía y la capacidad craneal de un mono. Leer más…

“The Marxism of Manuel Sacristán, una magnífica edición de Renzo Llorente”: Salvador López Arnal

20/10/2014 Deja un comentario

50509La editorial Brill (Leiden, Boston) ha publicado en 2014 en ”Historical Materialism. Book Series”, una colección dirigida por Sébastien Budgen, Steve Edwards, Marcel van der Linden y Peter Thomas, The Marxism of Manuel Sacristán. From Communism to the New Social Movements. Renzo Llorente, profesor de filosofía en el campus de Madrid de la Saint Louis University, ha sido el responsable de este más que justo y necesario proyecto.

Una Introducción documentada e impecable (pp. 1-22); unas notas informadas y rigurosas, y una traducción excelente (y sin duda nada fácil) son algunos de los atributos que acompañan al excelente y casi insuperable trabajo de este profesor de Filosofía, vivamente interesado por la tradición y filosofía marxistas. El ensayo también incorpora unas cuidadas referencias bibliográficas

Sólo dos breves textos del traductor de El Capital habían sido traducidos al inglés hace ya más de 20 años. Son muchos más en esta ocasión.

El libro publicado por Brill está dividido en tres partes; en total, incluyendo entrevistas, veinte textos.

En el primer apartado, “Sobre Marx y Engels”, ocho trabajos en total, el profesor Llorente ha traducido y anotado desde el clásico prólogo a la traducción castellana del Anti-Dühring engelsiano de los años sesenta (una presentación que, en palabras de Gregorio Morán, formó a un par de generaciones universitarias españolas) hasta el “¿Qué Marx se leerá en el siglo XX?” pasando por dos de los grandes textos sacristanianos de filología y metodología marxistas: “El trabajo científico de Marx y su noción de ciencia.” Y “Karl Marx como sociólogo de la ciencia”, fruto este último de un curso posdoctoral impartido en la Universidad Nacional Autónoma de México durante el curso 1982-1983.

La segunda parte, “Sobre Ecología política, política comunista y los nuevos movimientos sociales”, ocho textos también en total, incorpora algunos de los escritos más esenciales del Sacristán tardío, del filósofo marxista centrado en las implicaciones político-sociales y culturales, también en lo que respecta a las grandes finalidades de la tradición, de la irrupción de la ecología política, sin que por ello el profesor Llorente haya olvidado la mirada crítica del que fuera maestro y amigo de Francisco Fernández Buey sobre algunos nudos esenciales de la historia (trágica pero no sólo trágica, negra pero con numerosas páginas blancas) de la tradición marxista-comunista. Entre los trabajos seleccionados: “La tradición marxista y los nuevos problemas”, “Sobre el estalinismo”, “Algunos atisbos político-ecológicos de Marx”, “Los partidos marxistas y los movimientos por la paz”, además de tres anotaciones de Sacristán a su traducción de la biografía de Gerónimo editada por S. M. Barrett a principios de los años setenta, recientemente reeditada por los Libros del Viejo Topo con material complementario. Leer más…

“No podemos volver al pasado. Pero quedar en el vacío presente como proponen los ideólogos de la burguesía es insoportable”: Entrevista con Michael Löwy

13/10/2014 Deja un comentario

lowy_changing_pttMichael Löwy es uno de los más importantes pensadores marxistas actuales. Su vasta obra, desde La teoría de la revolución en el jóven Marx (1970) hasta su último La cage d’acier: Max Weber et le marxisme wébérien (2014), abarca temáticas muy diversas como el romanticismo, la sociología marxista o el ecosocialismo. El sociólogo y filósofo de origen brasileño recibió una parte del equipo de Marxismo Crítico en su apartamento de Paris para discutir sobre su enfoque romántico-revolucionario en Marx y su propuesta ecosocialista. Entrevista a cargo de Diana Fuentes y Victor Neves.

 

DF: Nos gustaría empezar por destacar el trabajo que llevas haciendo desde hace muchos años, que entre otras obras has plasmado en el libro “Rebelión y melancolía. El romanticismo como contracorriente de la modernidad”, escrito con Robert Sayre hace más de 20 años, y donde abordas una cuestión que a nuestro modo de ver plantea una fértil lectura de Marx. ¿De qué manera podemos pensar que Marx es un romántico? ¿Es Marx un romántico?

ML: Planteado de esa forma sencilla y directa, la respuesta sería no. Marx no es un romántico. En realidad la posición de Marx hacia el romanticismo él mismo la resume muy bien en un pasaje de los Grundrisse, fundamentos para la crítica de la economía política de 1857-1858, primer manuscrito de El Capital que quedó inacabado. Ahí Marx plantea que en el pasado existían formas de vida social mucho más llenas de autenticidad, desde el punto de vista de la plenitud de la vida y que querer volver a esa plenitud como plantean los románticos es absurdo. No podemos volver al pasado. Pero quedar en el vacío presente como proponen los ideólogos de la burguesía es insoportable. En tanto que la crítica de los románticos a la civilización burguesa tiene su legitimidad en nombre del pasado, los burgueses no tienen como contestarla. Por eso la crítica romántica seguirá existiendo como una sombra de la burguesía hasta que ésta desaparezca. Creo que ahí está todo dicho. Leer más…

“Marxismo, historia y autodeterminación”: Entrevista a Iñaki Gil de San Vicente por Néstor Kohan

19/09/2014 Deja un comentario

Marxismo, historia y autodeterminación (Entrevista a Iñaki Gil de San Vicente de Néstor Kohan). Las reflexiones maduras de Marx, posteriores a 1860, sobre el mundo comunal. Dificultades y limitaciones de la noción engelsiana de supuestos “pueblos sin historia” ni porvenir. La categoría marxista de “pueblo trabajador” y la lucha de clases con el nacionalismo burgués. Independentismo y autonomismo, comunismo y nacionalismo burgués. La incomprensión de la socialdemocracia eurocéntrica. Las enseñanzas de Lenin, los bolcheviques y el derecho de las naciones oprimidas a la autodeterminación. Historia del país vasco (Euskal Herria) durante los dos últimos siglos. Desarrollo de su formación económico social. Surgimiento histórico, social e ideológico de la izquierda independentista (abertzale). Sindicatos obreros, insurrecciones, guerras y revoluciones. La represión y el genocidio franquista, el fascismo y el nazismo europeo. Debates y polémicas con la socialdemocracia, el eurocomunismo y las izquierdas tradicionales. Lucha de clases, movimientos populares, historias nacionales e identidades culturales. El marxismo vasco y la historia de la insurgencia independentista. La izquierda independentista vasca (abertzale) y el internacionalismo revolucionario. La crítica de la burguesía vasca. Convergencias y afinidades electivas entre el marxismo revolucionario vasco y el marxismo latinoamericano y tercermundista.PROYECTO MEMORIA DEL FUTURO. Brancaleone Films y Cátedra Che Guevara. (Este video también está en vimeo). Leer más…

“Karl Marx, un periodista en la Era del Capital. Apuntes para una investigacion”: Mario Espinoza Pino

19/09/2014 Deja un comentario

166211_1361190969191_1814076568_663466_2347026_nRESUMEN. El objetivo de este artículo es criticar la representación tradicional del trabajo periodístico de Karl Marx, habitualmente olvidado por un canon engañoso que sólo asume sus artículos al precio de convertirlos en una obra menor. Uno de los problemas de esta concepción tradicional es que disocia sus contribuciones teóricas y económicas del desarrollo histórico del pensamiento del autor (y también de sus raíces materiales). Intentaremos señalar la importancia del periodismo maduro de Karl Marx en dos áreas: en la construcción de los conceptos centrales de su crítica contra el capitalismo (plusvalor, un enfoque histórico multilineal, una descripción global del mercado mundial, etc.) y en la producción de cartografías políticas para intervenir en el conflicto de clases. Este artículo plantea varias hipótesis y afirmaciones tentativas sobre el periodismo de Karl Marx que pueden servir como punto de partida de una investigación crítica.

Palabras clave: Karl Marx, periodismo, New York Tribune, historia multilineal, mapas antagonistas

ABSTRACT. The aim of this article is to criticize the traditional representation of Karl Marx’s journalistic works, usually forgotten by a misleading canon that assumes his articles only as a minor work. One of the problems of this traditional conception is that it dissociates his theoretical and economic contributions from the historical development of the author’s thought (and also from its material roots). We will try to point the importance of Karl Marx’s mature journalism in two areas: in the construction of the central concepts of his critic against the capitalist mode of production (surplus value, a multilineal historical perspective, a global description of the world market, etc.) and in the production of political cartographies to intervene in the class conflict. This article poses several hypothesis and tentative affirmations about Karl Marx’s journalism that may serve as a point of departure for a critical research.

Key Words: Karl Marx, journalism, New York Tribune, mulilineal history, antagonistic maps

1. Karl Marx y el periodismo: más allá del olvido

Resulta sorprendente que a día de hoy no dispongamos todavía de un estudio serio y riguroso acerca de la actividad periodística de Karl Marx. Existen innumerables artículos y libros sobre su pensamiento teórico y político, por no hablar de la imponente bibliografía generada en torno a sus contribuciones más conocidas, desde sus tempranos Manuscritos de París (1844) hasta El Capital (1867). Sin embargo, los artículos del filósofo de Tréveris parecen haber sido sepultados bajo el peso de sus grandes obras, desplazados a un ámbito marginal y aparentemente anecdótico en el marco de su producción teórica. Un gesto que no deja de rayar en lo paradójico, sobre todo si tenemos en cuenta la importancia del periodismo en la formación de Marx y en el desarrollo de su crítica de la economía política. Lo cierto es que la tradición marxista, generación tras generación, ha terminado por convertir los escritos periodísticos del pensador en un suerte de “fuente secundaria” o “literatura menor”: en el mejor de los casos han servido de instrumento auxiliar a historiadores e investigadores, permitiéndoles perfilar mejor el trasfondo histórico de su pensamiento; también se han mostrado útiles a la hora de resolver ambigüedades interpretativas puntuales. Pero más allá de estos usos limitados, el periodismo de Marx nunca ha sido abordado de manera autónoma, es decir, como una línea de investigación específica que merezca ser recorrida por su propia entidad. Leer más…

“El carácter enigmático de las Tesis sobre Feurbach y su secreto”: Miguel Candioti

08/09/2014 Deja un comentario
a4d64-marxyengelsLos breves rayos de luz que se encuentran en las Tesis sobre Feuerbach encandilan a todos los filósofos que se le acercan, pero todos sabemos que un rayo enceguece en lugar de iluminar, y que nada es más difícil de situar en el espacio de la noche que un estallido de luz que la rompe. Será sin duda necesario hacer visible, algún día, lo enigmático de esas once tesis falsamente transparentes. LOUIS ALTHUSSER (1967, 29).

 

Como se sabe, Marx no escribió las Tesis sobre Feuerbach (TF) con la idea de publicarlas, sino más bien como un material preparatorio para la redacción de La ideología alemana (IA), que iniciaría más tarde durante el mismo año –1845– junto a Engels. Sin embargo, esta voluminosa obra no pudo ser editada en esos tiempos, y sus autores, conformes con haber logrado a través de ella esclarecer sus propias ideas, abandonaron la pretensión de publicarla (cf. Marx, 1981a, 519). Paradójicamente, en 1888, más de cuarenta años más tarde, el viejo Engels se decidió a dar a conocer las TF, pero silenciosamente retocadas por su pluma y completamente aisladas de IA, cuya publicación desestimó alegando que “en el manuscrito no figura la crítica de la doctrina feuerbachiana”. Hoy sabemos que esto último es falso, aunque sea cierto, en efecto, que “la parte dedicada a Feuerbach no está terminada” (Engels, 1981, 354). Debieron pasar otros cuarenta años hasta que por fin se publicaron –entre 1924 y 1926– tanto la versión original de las TF redactada por Marx como la parte de IA que contiene las críticas a Feuerbach 1. Esto significa que durante unos ochenta años –que es casi la mitad del tiempo que lleva vivo el materialismo histórico– tanto sus seguidores como sus detractores se vieron privados de la lectura y la confrontación de estos dos textos mellizos, en los que nuestros autores llevaron a cabo nada menos que su “ajuste de cuentas” con la “conciencia filosófica anterior” (Marx, 1981a, 519). Y también significa que durante casi cuatro décadas se accedió únicamente a las TF –y en la versión publicada por Engels–, lo cual trajo como consecuencia algunas serias confusiones. Porque si bien Engels acierta al señalar que este escrito posee “un valor inapreciable, por ser el primer documento en que se contiene el germen genial de la nueva concepción del mundo”, también atina al advertir que se trata de “notas tomadas para desarrollarlas más tarde, notas escritas a vuelapluma y no destinadas en modo alguno a la publicación” (1981, 354). Ahora bien, precisamente por esto último, resulta lamentable que él no pudiera prever los malentendidos que tales notas generarían mientras no pudieran ser cotejadas con la sección dedicada a Feuerbach de IA 2. Leer más…

“The Marxism of Manuel Sacristán. From Communism to the New Social Movements”: Translated and edited by Renzo Llorent

08/09/2014 Deja un comentario

Manuel Sacristán. Translated and edited by Renzo Llorente

Introducción al texto “Contribución a la crítica de la economía política introducción [1857] y prólogo [1859]”: Mario Espinoza Pino

05/09/2014 Deja un comentario

La cruda contemplación de la gran convulsión de los intereses
materiales que sacuden ahora Europa, desde Gibraltar a Moscú y
desde Glasgow a Constantinopla, nos asombra, y cuán inmensamente
ramificadas están las relaciones de Europa con el resto del mundo
habitado, ¡por no hablar de nuestro propio país! Incalculables son de
hecho los efectos que lo ya ocurrido debe indefectiblemente producir
sobre aquel intercambio colosal de las producciones de continentes
remotos, a través de mares sin fronteras en su comercio con aquel
gran foco de la industria y la civilización, Europa. Con Londres como
su gran centro, el comercio mundial se extiende como los delicados
hilos de una tela de araña desde el escondrijo tubular del monstruo en
miniatura”.

Carta anónima al editor del The New York Times, 12 de diciembre de 1857

La Contribución a la crítica de la economía política—editada por Franz Duncker en junio de 1859— pretendía ser el fruto de la investigación económica de largo aliento que Karl Marx había emprendido durante los últimos quince años de su vida; una época plagada de dificultades económicas, conflictos políticos y exilio que llevaron a Marx y a su familia desde París —atravesando Bruselas y Colonia— hasta la miseria del Soho londinense. En Alemania e Inglaterra los círculos comunistas, animados por la gran crisis comercial iniciada a mediados del 57, aguardaban con impaciencia el último escrito de Marx, pues suponían sería la obra más importante de un autor que había dado ya, entre otros frutos, textos de enorme vigor como El Manifiesto Comunista —magistral conciencia crítica de un tiempo y de sus límites—, Trabajo asalariado y Capital o La lucha de clases en Francia. Obras que, unidas a una carrera periodística de gran talento en el New York Tribune, la Neue Oder Zeitung o el People’s Paper, habían puesto al descubierto las contradicciones y desigualdades sociales sobre las que se sustentaba la explotación capitalista, dibujando al margen de la opulencia y la riqueza los rostros anónimos de los desheredados que soportaban el peso del progreso y la civilización. Sin embargo, y a pesar de lo esperado de la publicación, la Contribución pasó desapercibida para la mayor parte de la crítica internacional. Y es que a pesar del esfuerzo sintético que Marx llevo a cabo en la obra y de volcar sobre ella una implacable erudición económica, ésta acabó re-velándose como demasiado abstracta, fragmentaria e incapaz de abordar lo que parecía proponerse como objeto: el capital. El hecho de que Marx retrasase la publicación de un segundo fascículo que iba a tratar explícitamente sobre la formación del capital, y que —a pesar de la insistencia de Duncker en publicarlo— éste al final no viese jamás la luz, hizo aún más patentes las insuficiencias de una obra que concluía justo en el punto en que quizá debiera haber empezado: la transformación del dinero en capital. Leer más…

“Walter Benjamin and the Classical Marxist Tradition”: Neil Davidson

14/07/2014 Deja un comentario

Neil Davidson, in an excerpt from his new book, defends Walter Benjamin from sectarian dismissals and academic obscurantism.

Editors’ note: An earlier version of this article by Neil Davidson appeared in International Socialism 121. An updated version appears in Davidson’s new book Holding Fast to an Image of the Past: Explorations in the Marxist Tradition (Haymarket Books, 2014). While Davidson’s article is part of debate with British socialist Chris Nineham we feel it offers an excellent introduction and method by which to approach the work of Walter Benjamin. Benjamin is arguably the most important Marxist cultural critic of the 20th century. His legacy, however, has long been distorted by sectarian dismissiveness on the one hand and academic obscurantism on the other. We hope Davidson’s nuanced but rooted Marxist approach will help to reclaim Benjamin from the academic swamp and help inoculate practical socialists from a vulgar approach to art and culture. Most importantly we hope this article contributes to a discussion that reconciles the best of so-called “Western Marxism” and the Frankfurt School with the actuality of revolution and immediacy of the class struggle.

- – – – – – – – – – – – – – – - Leer más…