“Ese crimen llamado arte”: Eduardo Grüner

15/09/2014 Deja un comentario

gruner3 ¿Existe –puede existir– una auténtica teoría marxista del arte? La pregunta puede sonar anacrónica o estúpida. Anacrónica, para quienes creen que el marxismo ya pertenece a la congelada y escolástica “Historia de las Ideas”, y nada tiene que decirnos para hoy o para mañana. Estúpida, para ciertos marxistas “ortodoxos” (que todavía los hay) que, coincidiendo extrañamente con la derecha postmoderna, cree que el marxismo sólo debería ocuparse de la marcha de la lucha de clases en el mundo, y no perder su tiempo en especulaciones etéreas de la “superestructura”. No vamos a entrar aquí en una discusión interminable sobre el concepto mismo de “superestructura”: lo consideramos un tópico ocioso y ampliamente superado. En cuanto a que el arte –la praxis estética en general– tenga o no que ver con la “lucha de clases” (una noción más fácil de invocar que de definir), es un debate complejísimo que pone en juego la relación del arte con la ideología y el carácter de la autonomía relativa –para retomar esa clásica categoría althusseriana– tanto del arte como de la ideología con respecto a las relaciones de producción y al nivel jurídico–político de las formaciones sociales del modo de producción capitalista. Leer más…

“Marxism and the Oppression of Women: Towards a Unitary Theory”: Reviewed by Lindsey German

15/09/2014 Deja un comentario

The reissue of this book, first published in 1983, by a feminist with long involvement in the US civil rights and women’s movements, is the sign of renewed interest in ideas of socialism and feminism for a new generation. It is also a sign of the desire for an analysis of feminism which links women’s oppression to its material roots and tries to locate it in wider society. Vogel succeeds in giving us an over view of Marx’s theory in relation to women, and puts forward her analysis of where women’s oppression is located. She has become one of the leading advocates of what is termed ‘social reproduction theory’, which explains that oppression in women’s role in the reproduction of labour power.

The women’s movement came from the left. Its protagonists, like Vogel, were deeply committed to the civil rights, anti-war and student movements of the 1960s, founding the movement as a result of growing unease with the treatment of women in these political movements, an unease which exploded with rage in 1968 as women found their agenda for fighting oppression ignored, dismissed or ridiculed by many men in the movements. Leer más…

“El marxismo argentino y la cuestión del capital monopolista”: Juan Kornblihtt

15/09/2014 Deja un comentario
Resumen.- Diferentes corrientes dentro del marxismo argentino coinciden en señalar como una de las causas fundamentales del mal desarrollo económico de la Argentina al hecho de que su inserción internacional se dio en la etapa del dominio del capital monopolista. Por lo tanto, atribuyen las limitaciones históricas del desempeño del capitalismo en la Argentina a una distorsión a la ley del valor por el creciente dominio de relaciones sociales extra económicas. En este artículo, realizaremos una crítica a los principales exponentes de esta posición a partir de retomar la perspectiva de un análisis de la competencia en los términos que Marx los desarrolló en El Capital.

Palabras clave.- competencia, capital monopolista, marxismo

Argentinean marxism and the Monopoly Capital problem Abstract.- Different schools inside Argentinean Marxism agree to mark as one of the fundamental causes of Argentina bad economic development to the fact that its international market insertion was at the era of the rule of Monopoly Capital. Therefore, they attribute the historical limitations in its development to a distortion of value’s law by the increasing rule of extra economic relations. In this paper, we criticize the main exponents of this position from a reappraisal of an analysis of competition based on Marx’s Das Kapital terms.

Leer más…

“The Preobrazhensky Papers”: Reviewed by Bill Jefferies

15/09/2014 Deja un comentario

PreobrazhenskyEvgeny Preobrazhensky was a Bolshevik organiser before 1917 and a leader of the Left Communists during the civil war period. During the 1920s he was the foremost economist of the Left Opposition, before he was expelled, rehabilitated, expelled again, arrested and eventually murdered by Stalin in the late 1920s and 1930s. This collection of his writings, which forms the first part of his collected works, consists of three parts. The first covers the period from 1886 up to the revolution of 1917, the second covers the revolution and civil war of 1917-1920, and the third provides a selection of his published works. Translated by Richard B. Day, it was collected by Mikhail Gorinov from the Soviet archive. It is a labour of love on the part of its editors, and seeks to restore Preobrazhensky’s reputation as a Marxist economist and theorist of the highest order.

The division of the book traces the various stages of Preobrazhensky’s early political career. The appropriate part of Preobrazhensky’s 1925 autobiographical essay sets the scene to parts one and two. The son of a clergyman, he was part of the Russian lower middle class intelligentsia that embraced Marxism as the best expression of their desire for a modern advanced Western society. They believed that the coming bourgeois revolution would rid Russia of the Tsarist autocracy and usher in a period of capitalist democracy. Many of those intellectuals made their peace with capitalism, but not Preobrazhensky. He was a revolutionary committed to international working class revolution. Preobrazhensky absorbed the method of Second International Marxism in its Russian, most militant and materialist form, through the influence of Plekhanov and Lenin. Leer más…

“Entrevista a Orlando Borrego, compañero del Che”: Néstor Kohan

08/09/2014 Deja un comentario

¿Cómo pensaba el Che la transición al socialismo? ¿Cuáles fueron sus estudios marxistas? ¿Qué pensaba el Che de la autogestión financiera? ¿Qué es el Sistema Presupuestario de Financiamiento (SPF)? ¿Qué pensaba Guevara de Keynes? Mercado, autogestión y planificación en la transición socialista. Ética comunista y nueva subjetividad. La batalla por la cultura y la conciencia. La lucha contra el imperialismo y el capitalismo, la explotación y la alienación. Leer más…

“A propósito de las 16 tesis de economía política”: Victor Hugo Pacheco Chávez

08/09/2014 Deja un comentario

A propósito de las 16 tesis de economía política

Enrique Dussel, 2014, 16 tesis de economía política. Interpretación filosófica, Siglo XXI, México (Filosofía).

Se pregunta el escritor inglés John Berger en uno de los artículos que componen su libro Con la esperanza entre los dientes ¿Por qué hay gente que no quiere hacerle caso a Marx, si fue él quien analizó y profetizó la devastación que vivimos ocasionada por la lógica de la ganancia? La respuesta que da me parece recoge el sentido del libro que reseño en esta ocasión: “La respuesta sería que la gente, mucha gente, ha perdido sus coordenadas políticas. Sin mapa alguno, no sabe a dónde se dirige” (Berger 2006, 89). Las 16 tesis de economía política de Dussel pretenden ser una brújula que oriente a los viajeros en su camino y que puedan llegar a su meta, la gestación de una sociedad futura, como lugar incierto:

La brújula en el presente impide ir ‘zigzagueando’, retornando, contradiciéndose permanentemente en el camino. Permite avanzar a pesar de que nadie pueda saber a qué tierra prometida llegará, pero se encaminará con seguridad porque existen los criterios y principios que permiten optar en cada decisión e ir iluminando parcialmente cada paso (Dussel 2014, 267).

Emprender este viaje se vuelve necesario, hoy más que nunca, cuando la aguda crisis económica que estamos viviendo de 2008 a la fecha, ha sobre pasado los límites económicos y se muestra como una crisis de la civilización en su conjunto. Las dimensiones de lo social que han sido afectadas por esta crisis son múltiples, aunque, cabe decir que, no todas ellas tienen el mismo origen, sino que se han recrudecido con este proceso: la dimensión medioambiental, la dimensión energética, la dimensión alimentaria, la dimensión política, la dimensión bélica. En suma tenemos una crisis multidimensional que vista en su conjunto es una catástrofe civilizatoria inédita (Bartra 2013, 25-71). Estamos pues en medio de una encrucijada histórica en donde es necesario contar con una brújula que nos de pistas de donde caminar. Leer más…

“El carácter enigmático de las Tesis sobre Feurbach y su secreto”: Miguel Candiotti

08/09/2014 Deja un comentario
a4d64-marxyengelsLos breves rayos de luz que se encuentran en las Tesis sobre Feuerbach encandilan a todos los filósofos que se le acercan, pero todos sabemos que un rayo enceguece en lugar de iluminar, y que nada es más difícil de situar en el espacio de la noche que un estallido de luz que la rompe. Será sin duda necesario hacer visible, algún día, lo enigmático de esas once tesis falsamente transparentes. LOUIS ALTHUSSER (1967, 29).

 

Como se sabe, Marx no escribió las Tesis sobre Feuerbach (TF) con la idea de publicarlas, sino más bien como un material preparatorio para la redacción de La ideología alemana (IA), que iniciaría más tarde durante el mismo año –1845– junto a Engels. Sin embargo, esta voluminosa obra no pudo ser editada en esos tiempos, y sus autores, conformes con haber logrado a través de ella esclarecer sus propias ideas, abandonaron la pretensión de publicarla (cf. Marx, 1981a, 519). Paradójicamente, en 1888, más de cuarenta años más tarde, el viejo Engels se decidió a dar a conocer las TF, pero silenciosamente retocadas por su pluma y completamente aisladas de IA, cuya publicación desestimó alegando que “en el manuscrito no figura la crítica de la doctrina feuerbachiana”. Hoy sabemos que esto último es falso, aunque sea cierto, en efecto, que “la parte dedicada a Feuerbach no está terminada” (Engels, 1981, 354). Debieron pasar otros cuarenta años hasta que por fin se publicaron –entre 1924 y 1926– tanto la versión original de las TF redactada por Marx como la parte de IA que contiene las críticas a Feuerbach 1. Esto significa que durante unos ochenta años –que es casi la mitad del tiempo que lleva vivo el materialismo histórico– tanto sus seguidores como sus detractores se vieron privados de la lectura y la confrontación de estos dos textos mellizos, en los que nuestros autores llevaron a cabo nada menos que su “ajuste de cuentas” con la “conciencia filosófica anterior” (Marx, 1981a, 519). Y también significa que durante casi cuatro décadas se accedió únicamente a las TF –y en la versión publicada por Engels–, lo cual trajo como consecuencia algunas serias confusiones. Porque si bien Engels acierta al señalar que este escrito posee “un valor inapreciable, por ser el primer documento en que se contiene el germen genial de la nueva concepción del mundo”, también atina al advertir que se trata de “notas tomadas para desarrollarlas más tarde, notas escritas a vuelapluma y no destinadas en modo alguno a la publicación” (1981, 354). Ahora bien, precisamente por esto último, resulta lamentable que él no pudiera prever los malentendidos que tales notas generarían mientras no pudieran ser cotejadas con la sección dedicada a Feuerbach de IA 2. Leer más…

“Marxist theory of crisis: The nature of the current long depression”: Michael Roberts

08/09/2014 Deja un comentario

I made a presentation to the Marxism Festival 2014 over the weekend (http://marxismfestival.org.uk/). The presentation was called The nature of the current Long Depression. There were three things that I wanted to argue in that presentation.

First, I argued that Marx’s law of the tendency of the rate of profit to fall was the underlying cause of the cycle of recurrent crises (booms and slumps) in modern economies, including the Great Recession. Suffice it to say that mainstream economics has no convincing explanation of recurrent crises. As Nobel economics prize winner Eugene Fama put it: “We don’t know what causes recessions. I’m not a macroeconomist so I don’t feel bad about that. We’ve never known. Debates go on to this day about what caused the Great Depression. Economics is not very good at explaining swings in economic activity….If I could have predicted the crisis, I would have. I don’t see it. I’d love to know more what causes business cycles.”

Now Thomas Piketty, author of the best-selling economics book of the 21st century, called Capital in the 21st century (see my posts, http://thenextrecession.wordpress.com/2014/04/23/a-world-rate-of-profit-revisited-with-maito-and-piketty/) has been quick to dismiss Marx’s law as plain wrong in fact. As Piketty puts it in his book, with the same title as Marx’s 19th century version: “the rate of return on capital is a central concept in many economic theories. In particular, Marxist analysis emphasises the falling rate of profit – a historical prediction that has turned out to be quite wrong”. Leer más…

“The Marxism of Manuel Sacristán. From Communism to the New Social Movements”: Translated and edited by Renzo Llorent

08/09/2014 Deja un comentario

Manuel Sacristán. Translated and edited by Renzo Llorente

“The Last Soviet Marxist”: Alexei Tsvetkov

08/09/2014 Deja un comentario

1940s: Dialectics of the Artillery

The son of a famous Soviet writer, a friend of Zabolotsky’s, Ilyenkov went to Berlin as an artillery officer and at the first opportunity set off to pay his regards at the tomb of Hegel. He earned two orders and many medals at the front but more often than not would show to guests a file with the German eagle entitled “For the Fuhrer only” which he kept as a trophied souvenir.

Between battles the artilleryman read “The Phenomenology of the Spirit” in the original German. For him the Second World War was an armed conflict between Left and Right Hegelianism and at Hegel’s gravestone he thanked the philosopher for the fact that Soviet Hegelianism was the more reliable one raising its own flag over the German capital rather than vice versa.
Ilyenkov remained a teutophile all his life: he translated Kant and Lukacs, typed his books on a German typewriter that he had kept as a war trophy, drew his own decorations to Das Rheingold and was personally acquainted with all the living performers of Wagner, the scores of whom he would read before going to sleep so as to keep his mind in order. Leer más…

“Tras las pistas de Althusser”: Entrevista a Marta Harnecker de Néstor Kohan

05/09/2014 Deja un comentario

Su principal discípula (y traductora) latinoamericana recuerda a su maestro. ¿Cómo se gestó el libro colectivo «PARA LEER EL CAPITAL»? ¿Quiénes integraban la escuela de pensamiento de Althusser? ¿Cómo leían a Marx y al marxismo, a Freud, Lenin y Mao, a Spinoza y Hegel? ¿Ateísmo, materialismo o cristianismo? Su vínculo complejo con el PC Francés. La polémica China-Unión Soviética. ¿Humanismo práctico y antihumanismo teórico? ¿Por qué Althusser no incorpora el marxismo de Gramsci y del Che Guevara? Este video también está en VIMEO. Es parte del proyecto MEMORIA DEL FUTURO de BRANCALEONE FILMS y Cátedra Che Guevara (www.amauta.lahaine.org).

Leer más…

Introducción al texto “Contribución a la crítica de la economía política introducción [1857] y prólogo [1859]”: Mario Espinoza Pino

05/09/2014 Deja un comentario

La cruda contemplación de la gran convulsión de los intereses
materiales que sacuden ahora Europa, desde Gibraltar a Moscú y
desde Glasgow a Constantinopla, nos asombra, y cuán inmensamente
ramificadas están las relaciones de Europa con el resto del mundo
habitado, ¡por no hablar de nuestro propio país! Incalculables son de
hecho los efectos que lo ya ocurrido debe indefectiblemente producir
sobre aquel intercambio colosal de las producciones de continentes
remotos, a través de mares sin fronteras en su comercio con aquel
gran foco de la industria y la civilización, Europa. Con Londres como
su gran centro, el comercio mundial se extiende como los delicados
hilos de una tela de araña desde el escondrijo tubular del monstruo en
miniatura”.

Carta anónima al editor del The New York Times, 12 de diciembre de 1857

La Contribución a la crítica de la economía política—editada por Franz Duncker en junio de 1859— pretendía ser el fruto de la investigación económica de largo aliento que Karl Marx había emprendido durante los últimos quince años de su vida; una época plagada de dificultades económicas, conflictos políticos y exilio que llevaron a Marx y a su familia desde París —atravesando Bruselas y Colonia— hasta la miseria del Soho londinense. En Alemania e Inglaterra los círculos comunistas, animados por la gran crisis comercial iniciada a mediados del 57, aguardaban con impaciencia el último escrito de Marx, pues suponían sería la obra más importante de un autor que había dado ya, entre otros frutos, textos de enorme vigor como El Manifiesto Comunista —magistral conciencia crítica de un tiempo y de sus límites—, Trabajo asalariado y Capital o La lucha de clases en Francia. Obras que, unidas a una carrera periodística de gran talento en el New York Tribune, la Neue Oder Zeitung o el People’s Paper, habían puesto al descubierto las contradicciones y desigualdades sociales sobre las que se sustentaba la explotación capitalista, dibujando al margen de la opulencia y la riqueza los rostros anónimos de los desheredados que soportaban el peso del progreso y la civilización. Sin embargo, y a pesar de lo esperado de la publicación, la Contribución pasó desapercibida para la mayor parte de la crítica internacional. Y es que a pesar del esfuerzo sintético que Marx llevo a cabo en la obra y de volcar sobre ella una implacable erudición económica, ésta acabó re-velándose como demasiado abstracta, fragmentaria e incapaz de abordar lo que parecía proponerse como objeto: el capital. El hecho de que Marx retrasase la publicación de un segundo fascículo que iba a tratar explícitamente sobre la formación del capital, y que —a pesar de la insistencia de Duncker en publicarlo— éste al final no viese jamás la luz, hizo aún más patentes las insuficiencias de una obra que concluía justo en el punto en que quizá debiera haber empezado: la transformación del dinero en capital. Leer más…

“Reseña de ‘El Capital en el Siglo XXI’ de Thomas Piketty”: Mick Brooks

05/09/2014 Deja un comentario

Mick Brooks 1 de julio de 2014.

La obra de Piketty parece un trabajo monumental, que analiza el desarrollo del capitalismo a los largo de siglos. Empleando multitud de datos muestra un perturbador crecimiento de la desigualdad en la distribución de la riqueza y los ingresos en el capitalismo moderno.

Piketty expone a grandes rasgos lo que denomina “la contradicción central del capitalismo”.

“La conclusión global de el presente estudio es que una economía de mercado basada en la propiedad privada, sin impedimentos… conlleva poderosas fuerzas disgregadoras, que son potencialmente amenazantes para las sociedades democráticas y para los valores de justicia social en las que se fundan” (página 571)

Llega a la conclusión de que se ha producido un enorme incremento en la desigualdad en los sistemas capitalistas desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y que es probable que se ahonde en el mismo en el futuro. Esa desigualdad tiene un carácter fundamentalmente patrimonial (o lo que es lo mismo parásita), ya que se basa fundamentalmente en la herencia y no en el mérito, bajo cualquier forma en que se lo defina. Leer más…

“Forma valor y forma comunidad. Aproximación teórica-abstracta a los fundamentos civilizatorios que preceden al Ayllu Universal”: Álvaro García Linera

05/09/2014 Deja un comentario

Introducción a la edición de 2009

Era de noche y parecía que todo estaba acabado. En abril de 1992, a cuatro días de haber sido detenido y desaparecido por los agentes de inteligencia del gobierno de Jaime Paz Zamora, parecía que toda nuestra vida y nuestros planes políticos se desmoronaban. Con cuatro familiares detenidos, varios dirigentes de la organización indígena Ejército Guerrillero Tupac Katari (egtk) vejados en habitaciones contiguas, con el encarcelamiento de la dirección política nacional de la más importante estructura de cuadros políticos indígenas de las últimas décadas, con mis libros saqueados por “investigadores”, con los sueños truncos de ver una gran sublevación indígena, destruido el trabajo político paciente de más de diez años; obligado, a patadas, a mantenerme de pie y sin dormir todos esos días, torturado y amenazado con recibir una bala en la cabeza ante mi negativa de delatar a mis compañeros, tome una decisión: o bien me matan en ese instante o luego serían ellos los perdedores, ya que utilizaría cada átomo de la llama de la vida salvada para reconstruir y alcanzar nuestros sueños colectivos de un poder indígena.

Era un viernes por la noche. A lo lejos se oía música de alguna discoteca y el fiscal Nemtala, militante de Acción Democrática Nacionalista (adn), tomó la decisión de aprovechar el ruido exterior para pasar de los golpes y el insomnio al uso de descargas eléctricas. En el patio del cuartel policial los torturadores, que expresamente habían sido mandados por el gobierno, reían al verme gritar de dolor por los efectos de la electricidad. Cuando dejaron de mojar mi cuerpo para facilitar el efecto de la descarga eléctrica, les pedí que me mataran. No lo hicieron y desde ese momento se inició su derrota. Leer más…

“¿Para qué sirve ‘El Capital’?. Panorama y apuntes sobre un debate”: Chris Gilbert y Cira Pascual Marquina

05/09/2014 Deja un comentario

A continuación presentamos la introducción del libro Para qué sirve El Capital: un balance contemporáneo de la obra principal de Karl Marx, publicado por Editorial Trinchera y Escuela de Cuadros en julio de 2014. El volumen incluye ensayos de Vladimir Acosta, Carlos Fernández Liria, Iñaki Gil de San Vicente, Néstor Kohan y Rubén Zardoya Loureda.

* * *

El jaggernat –del sánscrito jagannatha, “señor del mundo”– es una enorme carroza consagrada a Krishna, avatar del dios hindú Vishnu, que se arrastra por las calles durante el festival anual de Ratha Yatra. En la Inglaterra del siglo XIX se creyó erradamente que, a forma de sacrificio, los hombres hindúes se lanzaban o empujaban a sus hijos y esposas ante las ruedas de las carrozas. Si en su trabajo periodístico sobre la India Karl Marx se topó con el término jaggernat y lo empleó con la carga propia de su tiempo –es decir, con el horror y el desprecio característicos en la Europa “civilizada” hacia los usos y costumbres de los pueblos “inferiores”–, más tarde utilizaría la imagen en El Capital con un sentido completamente diferente. Así el jaggernat, que en su artículo sobre la Revuelta de los Cipayos de 1857 Marx había asociado con “ritos sangrientos”, se convirtió en El Capital, una década más tarde, en símbolo de la crueldad capitalista. El capitalismo se presentó entonces como el “más mezquino y odioso de los despotismos”, cuyas ruedas trituran la vida del obrero [1] . Lo importante es que, a pesar de su desacierto al interpretar el rito hindú y de su contribución a la reproducción del exotismo orientalista, Marx revirtió su error en El Capital, llevando su proyección a donde debía estar: a la Europa industrializada. Leer más…