Inicio > Filosofía marxista, Teoría crítica acumulada > “Dos aproximaciones del marxismo crítico latinoamericano al concepto de ideología”: Sandro Brito Rojas

“Dos aproximaciones del marxismo crítico latinoamericano al concepto de ideología”: Sandro Brito Rojas

En las siguientes páginas busco ofrecer una mirada introductoria a la forma en que abordaron el estudio de la ideología, a principios de la década de 1970, dos representantes del marxismo crítico latinoamericano: Ludovico Silva, uno de los filósofos marxistas más importantes de Venezuela y Bolívar Echeverría, uno de los teóricos marxistas más relevantes de Ecuador y de la región latinoamericana en las últimas décadas. Básicamente, me interesa dar cuenta del núcleo de sus contribuciones a la renovación histórica de la reflexión teórica sobre la ideología. Al indagar en los estudios que elaboraron en torno a esta cuestión buscamos, al mismo tiempo, contribuir a la comprensión de las formas en las que opera la ideología en el contexto contemporáneo. A nuestro parecer, ambos autores ofrecen elementos pertinentes para pensar la ideología, por lo que es necesario tejer articulaciones entre los mismos. El análisis procederá pues de la siguiente manera. En primera, ofrezco una breve presentación biográfica y una contextualización del trabajo de ambos autores. Posteriormente señalo algunas coordenadas básicas del debate marxista en torno a la cuestión ideológica. Finalmente, doy cuenta de manera sucinta de la forma en que se aproximó cada uno de estos dos representantes del marxismo crítico latinoamericano al estudio de la ideología en la primera mitad de la década de 1970.

Ludovico Silva Michelena(1937-1988) se desarrolló como poeta, filósofo y profesor universitario. Su obra, constituye una de “las tres más importantes e influyentes fundamentaciones filosóficas de la filosofía marxista en Venezuela”1, junto a los aportes de Federico Riu y J.R Núñez Tenorio. Aunque no hay que olvidar el importante diálogo que el filósofo hispano-venezolano Juan David García Bacca, mentor de Ludovico, sostuvo con la obra de Marx en la primera mitad de la década de los sesenta. Ludovico Silva publicó profusamente y con diversos intereses: la creación poética, la crítica poética y literaria y el estudio de la obra de Marx, fundamentalmente, del lugar que ocupan en ella los conceptos de alienación e ideología. Como parte de esto último, se ocupó de estudiar los aportes de los marxismos, en especial, de la tradición francesa (Rubel, Sartre, Lefebvre, Mandel) y de la escuela de Frankfurt (en especial de Adorno y Marcuse).

Sin duda, Ludovico es un autor relevante para la historia del marxismo venezolano y latinoamericano. Dedicó gran parte de su vida al estudio de la obra de Marx, a la crítica del marxismo dogmático y la denuncia de las formas de dominación capitalista. Sin embargo, el siempre se concibió, ante todo, como un poeta y un hombre de letras. De hecho, su formación académica y profesional comenzó por esas veredas. En este sentido fue central la estancia que realizó en Europa (España, Francia y Alemania) durante la segunda mitad de la década de 1950, a través de la cual, profundizó sus estudios sobre filología y sobre las tradiciones poéticas y literarias de España y Francia (con un particular interés por el simbolismo francés). Fue durante este viaje por Europa que sus compañeros ibéricos lo bautizan con el nombre de Ludovico (José Luis, había sido bautizado por sus padres). Al regresar a Venezuela, trabajó casi durante toda la década de 1960 en el mundo del periodismo, la crítica literaria y la gestión cultural. Condujo, por ejemplo, un programa de radio de corte cultural, comenzó a publicar su primera columna en la prensa caraqueña, participó en la elaboración de revisitas de crítica literaria y fue Secretario General del Ateneo Caracas, una de las instituciones centrales de la cultura venezolana. Así también, se dedicó al desarrollo de su producción poética, publicando sus primeros dos libros de poesía. En 1968, habiendo forjado carrera en el mundo literario-cultural caraqueño, decide ingresar a la Universidad Central de Venezuela (UCV) a estudiar la carrera de filosofía.

Fue entonces cuando Ludovico comenzó a estudiar seriamente a Marx. En la UCV, como hemos dicho, se desarrolla bajo la tutoría de García Bacca con quien trabaja sus primeros 4 libros sobre marxismo y filosofía. Según recordó Ludovico en diversas oportunidades, su interés por estudiar a fondo el concepto de ideología se originó a partir de su lectura de Sartre, en el contexto de un seminario impartido por Federico Riu. Es entonces que este poeta y crítico literario comienza a sumergirse en la lectura deLa Ideología Alemana (1845-1846), y en general, en la obra de Marx. Comienza así el desarrollo de su comprensión sobre la ideología, a la cual no tardará en ubicar como una forma de expresión de la alienación. Ésta última, como mencionábamos, será el eje de su lectura del legado de Marx. Su libro de 1983 La Alienación como sistema: la teoría de la alienación en la obra de Marx, es la síntesis de varios años de estudio en torno a la centralidad de dicho concepto en el conjunto de la obra de Marx. Pero aquí nos interesa concentrarnos en sus análisis sobre la ideología (despliegue de la alienación) y, particularmente, en lo que denomina la “plusvalía ideológica”. Para esto es necesario acudir precisamente a LaPlusvalía ideológica (1970), su primer libro de filosofía, o si se quiere, de teoría marxista.

 

Bolívar Echeverría (1941-2010) ha sido tal vez el principal marxista del Ecuador, a lado de Agustín Cueva (1937-1992). Se formó académicamente, desde un primer momento, como filósofo, y luego, como economista, aunque realmente su bagaje teórico filosófico va mucho más allá de esas disciplinas. Además de autor, se desempeñó como traductor, editor y profesor, siendo reconocido en este último ámbito como profesor emérito por la UNAM. Si bien no publicó tan profusamente como Ludovico, compuso una decena de libros, todos compilaciones de ensayos de una densidad teórica remarcable (muchos de ellos aparecidos con antelación en diversas revistas científicas, como por ejemplo, Cuadernos Políticos, o bien, presentados en congresos y coloquios) La obra publicada de Bolívar Echeverría, a nuestro juicio, se puede dividir en dos grandes temáticas o momentos: en primera tenemos su estudio pormenorizado de la obra de Marx, en especial de El Capital (1867). Bolívar llama la atención respecto de la necesidad del carácter “crítico” del discurso de Marx, y a la par, destaca la centralidad en él de la contradicción entre valor de uso y valor, a su juicio, el descubrimiento central de Marx –de su crítica de la economía política y para el estudio crítico del mundo social en general–. Por supuesto, esta lectura que nuestro autor elabora del legado de Marx se nutre del marxismo crítico de finales de los años veinte (Lukács, Korsch), así como del marxismo de la Escuela de Frankfurt y del trabajo de los principales marxólogos (Zeleny, Rubel, Rosdolsky, etc), sólo por mencionar a las fuentes más importantes.

 

En segunda instancia, teniendo como base las investigaciones genético-estructurales que Marx realizó sobre el modo de producción capitalista, Bolívar desarrolló un interés por comprender el despliegue concreto de la modernidad capitalista, en especial, en la región latinoamericana. En relación a este interés girará la mayor parte de su producción, desde finales de los ochenta hasta su muerte. En este sentido es que elaboró su concepción de los cuatro ethe de la modernidad capitalista y el atento análisis de uno de ellos: el ethos barroco. Así también, por ejemplo, estudió el fenómeno de la blanquitud como dispositivo ideológico y llamó la atención respecto de la importancia de la técnica para la comprensión de la modernidad. Como parte de todo esto tejió un diálogo en torno a la cultura, la antropología y el lenguaje con otras formas de pensamiento crítico. Incorporó a su reflexión, por ejemplo, planteamientos de autores centrales para el siglo XX como Heidegger, Walter Benjamin, Sartre, Braudel, etc. Entre sus libros más importantes podemos señalar El Discurso Crítico de Marx (1986), Ilusiones de la modernidad (1995) y Valor de Uso y Utopía (1998)

Artículo Completo

 

 

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: